Ir a versión clásica Ir a versión móvil
10 septiembre 2017

El héroe inesperado que vio el Bernabéu

  • Raúl Fernández jugó en el Santiago Bernabéu y fue uno de los grandes héroes del partido.
Toni Kroos vs Levante Toni Kroos vs Levante
Levante
Aleix Generó Aleix Generó

El Real Madrid se volvió a dejar puntos en el Santiago Bernabéu. Hernández Hernández fue el protagonista del encuentro con un partido paupérrimo que redondeó echando a Marcelo del encuentro en el último minuto, sin embargo, hubo otro héroe inesperado.

Ir al Bernabéu y ser portero visitante puede significar dos cosas: hacer el papel de tu vida y ser el héroe de tu equipo, o salir escaldado y con un saco de goles en el encuentro. Sea como sea, un portero siempre es protagonista en Chamartín si es del equipo visitante. Para lo bueno y para lo malo.

Ayer tocó ver la parte en la que Raúl Fernández se erigió como héroe del encuentro. Evitó goles de Asensio, Bale, Marcelo y Kroos, entre otros, y solo vio un gol de los de blanco. Igual el guion hubiese cambiado si Hernández Hernández hubiese tenido el valor de pitar penalti de Chema sobre Theo Hernández, o igual no, nunca se sabrá.

Pero si alguien del Levante durmió mejor que nadie, ese sin duda fue Raúl. El inesperado héroe granota que hizo posible, con su buena labor ante el ataque blanco, la gesta levantinista en el feudo madridista.

Centrados en la Champions:

El Real Madrid regresó al trabajo sin tiempo para descansar tras empatar ante el Levante en el regreso a la Liga pasado el parón FIFA de selecciones. La Champions League ya aparece en el horizonte más inmediato de los blancos.

Con Moha (portero del Juvenil A) y Karim Benzema en el interior de las instalaciones recuperándose de su lesión, Zinedine Zidane, ha tomado el mando del equipo para ponerles el ‘chip’ Champions y mentalizarles de que los dos empates han sido fruto de despistes ligueros y que toca reaccionar.

Series de carrera continua y ejercicios de precisión, pases y disparos a portería han sido la tónica dominante de la sesión que ha finalizado con un partidillo en porterías reducidas.

Chip de Champions:

El Real Madrid abrirá la ‘lata’ en su competición favorita ante el APOEL de Nicosia en el Santiago Bernabéu. Los chipriotas serán el primer rival del equipo blanco y llegan con resultados muy contrastados a su rival en Chamartín.

El conjunto merengue luchará por los primeros tres puntos en la Copa de Europa tras empatar dos veces en casa ante Valencia y Levante de forma consecutiva. El APOEL llega tras golear en su Liga, aunque a priori es un rival que será asequible para que los merengues retomen su espectacular racha europea en casa.

Son 14 partidos invicto los que lleva el Real Madrid jugando en su casa en Champions League. El APOEL será el 15º rival de los blancos desde que perdieron en marzo de 2015 ante el Schalke 04. Los alemanes fueron el último equipo en asaltar el Santiago Bernabéu y desde entonces solo ha habido 12 victorias y 2 empates en casa. Una racha que tratarán de seguir ante el campeón chipriota.

El Real Madrid tiene muy buenos recuerdos de su último partido en la competición continental. La Duodécima cayó en Cardiff tras ganar (4-1) ante la Juventus de Turín y fue el último partido que han jugado los merengues en su competición. Ante el APOEL buscarán empezar las cosas, tal y como las dejaron en la pasada temporada. 

Problemas con Benzema:

Zinedine Zidane se enfrentará al primer gran problema de esta temporada en forma de lesión. Karim Benzema fue sustituido en la primera mitad ante el Levante y podría estar de 3 a 4 semanas de baja. El mes de septiembre y las complicadas salidas ante Real Sociedad o Borussia Dortmund acechan a los blancos.

El entrenador francés podría apostar por un cambio de sistema o por un relevo natural en la delantera. Benzema, el tiempo que esté de baja, debería de ser sustituido (naturalmente) por un delantero suplente que haga su función en el campo. Zidane, sin embargo, maneja varias alternativas ante la sonada baja del galo.

Si Zidane quiere seguir con el 4-3-3, lo más natural ante APOEL sería poner a Cristiano Ronaldo en la referencia de ataque e intercambiándose posiciones con Asensio/Isco y Gareth Bale. Si decide cambiar al 4-4-2, lo más lógico y natural sería apuntalar el ataque con el portugués y el galés, acompañados en la zona media con uno de la pareja española o sacrificar a Bale para poner a ambos. Las alternativas que tiene Zizou, intercambiando posiciones, son muchas.

Por el contrario, si su apuesta es jugar con un delantero centro, el técnico marsellés solo podría mirar hacia Borja Mayoral. Tras las salidas de Mariano Díaz y Morata, el equipo se ha quedado con el de Parla como único suplente en la plantilla. Zidane le da vueltas a las posibles alineaciones que tendrá que afrontar sin Benzema.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información