Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Iker roza el Zamora

EFE - Madrid EFE - Madrid
Un penalti detenido a Garmendia, un puñado de intervenciones sobresalientes que dejaron las cosas en su sitio para que el equipo hiciera su trabajo en ataque. Tan sólo 30 goles encajados en 34 partidos dan de manera virtual el título de Zamora al madridista. En el año que más se aproxima a la conquista del trofeo Zamora, el que realza los méritos, por números, del mejor guardameta de la competición, Iker Casillas realzó los méritos que le acreditan como el mejor guardameta del fútbol español.

El meta internacional voló a la media hora de juego. Para desviar un remate de cabeza de Joseba Etxeberría, por la escuadra. Tres minutos después, para detener un disparo de Joseba Garmendia desde fuera del área.

Pero el momento más determinante fue en el tramo final de la primera parte. Al borde del descanso. Cuando el árbitro David Fernández Borbalán indicó al argentino Gabriel Heinze un penalti a Fernando Llorente. Garmendia lo lanzó y Casillas, con la mano izquierda, evitó el empate.

A falta de cuatro partidos para el fin de la Liga, el meta del Real Madrid ocupa un lugar inmejorable para amarrar un premio por el que suspira. Lidera la clasificación de los porteros menos batidos. Lleva treinta goles encajados en los treinta y cuatro disputados. Un gol padecido cada cien minutos.

Víctor Valdés, meta del Barcelona, le acecha. Le han marcado treinta y uno en treinta y tres partidos. Frank Rijkaard no le sacó en el partido contra el Deportivo. Toño, el meta del Racing, asomaba como el gran rival, con un coeficiente mejor. Pero encajó tres goles ante el Mallorca en esta última jornada.

La demora del alirón, después de que el Villarreal ganara ante el Betis, mantienen la titularidad de Iker Casillas como incuestionable. La consecución del título en el partido contra el Athletic hubiera permitido el descanso del arquero. Con el premio en el bolsillo.

La consecución del trofeo Zamora recuperará la repercusión de la portería blanca. Hace diecisiete años que un portero del Real Madrid no termina como el menos batido. Desde Francisco Buyo, en el curso 1991-92, cuando encajó 23 tantos en 35 choques. Zamora, Bañón, Juanito Alonso, Vicente, Araquistain, Betancort, Junquera, García Remón, Miguel Ángel, Agustín y Buyo, son los otros porteros de la historia madridista que obtuvieron ese honor. Iker pretende ser el siguiente.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información