Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Villar complace al Barça y a Laporta

Otro regalo de Velasco Carballo
Defensa Central Defensa Central

El Barcelona sumó tres puntos gracias a más regalos arbitrales. Villar paga favores nombrando a árbitros como el ‘pelota’ madrileño Velasco Carballo, al que le falto cambiar el escudo de la RFEF por el del Barcelona.
 

Es el árbitro pelota de moda. Velasco Carballo obtiene pingües beneficios como ser internacional de nuevo cuño. Eso sí, en las pasadas ‘no’ elecciones a la Real Federación Española de Fútbol gracias a Jaime Lissavetzky, este colegiado agarró el mástil arbitral para ser su representante y depositar en la urna correspondiente uno de los votos que aseguró a Villar los 24 años en el trono del fútbol hispano.

Este colegiado madrileño y sus asistentes seguro que serán los que dirijan el Gamper del próximo verano, o la Copa Cataluña para que la gane el Barça. Con 1-1 dio válido el gol de Iniesta que las imágenes de todas (todas) las televisiones del mundo descubren que nació en un clamoroso fuera de juego de Gudjohnsen. Iniesta empujó el balón para el 2-1 y obligar al Mallorca a dar un paso adelante y acabar encajando el 3-1.

Arbitró el Athletic-Levante

Velasco Carballo tiene antecedentes peligrosos para el fútbol bien pensado. Fue el árbitro del Athletic-Levante de la polémica. El club bilbaíno, del que es Villar, ganó 2-0 al levantino que le salvó del descenso. Luego se han conocido los antecedentes pero aquí nadie mueve un dedo ni contra este colegiado, que dio el 1-0 precedido de un fuera de juego previo, ni contra lo todos los aficionados se imaginan. Presuntamente una vulneración clara ya no de la competición, si no de todos los intereses económicos que arrastra. Pero ni pasó ni pasará mientras este deporte este bajo el yugo de la ley que imponen la FIFA, la UEFA y, por delegación la RFEF con el visto bueno de nuestro Secretario de Estado, o futuro ministro, Jaime Lissavetzky.

Velasco Carballo salió a pitar el Zaragoza-Barcelona de la temporada pasada, en el que Touré Yayá retiró del fútbol durante un largo periodo de tiempo a Matusalem. El azulgrana no vio la roja porque Velasco debió verle las orejas al lobo si sacaba la cartulina encarnada.

Es escupitinajo de Messi

El sábado Márquez se libró otro partido más de ser expulsado por este señor, al que amonestó sólo por protestar y no por las patadas que le dio a Aduriz. Y es que debe doler más una palabra altisonante que una coz a destiempo.

Pero, su currículo es largo, muy largo. Otro episodio que se tragó este colegiado y que fue portada de medio mundo tiene como protagonista al niño mimado del Barcelona. Messi escupió a Duda en Málaga. Nada de nada. Sería porque no le dio a él. Incluso tuvo el refugio federativo, cuyo Comité pasó de actuar de oficio. No fuese que molestase a Villar y Laporta.

Hay muchos más, pero con esto basta para dejar sentado que este es un árbitro lacayo al poder, al margen de muy malo con el pito en los labios.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información