Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Real y Raúl buscan la goleada

Previa Real Madrid-Osasuna
Eduardo Torrico Eduardo Torrico

Seguramente en este auténtico pandemónium que ha sido el Real Madrid en las últimas semanas los únicos que salen ganando son Juande Ramos y sus jugadores. El Bernabéu iba a ser este domingo un volcán a punto de erupcionar, pero la bendita dimisión de Ramón Calderón ha apaciguado los ánimos. Llega la calma y eso es precisamente lo que necesita un equipo que poco a poco va saliendo de la unidad de cuidados intensivos en la que se hallaba. No habrá ambiente enrarecido (en todo caso, curiosidad por ver a Vicente Boluda en el palco de honor como nuevo mandatario blanco) y ésa es una buena noticia ante la visita de Osasuna.

Por segundo domingo consecutivo, Juande repite equipo. O casi podría decirse que por tercera semana, pues en relación al once que presentó el técnico manchego frente al Villarreal el único cambio es Higuaín, que, como frente al Mallorca, volverá a ser titular en la delantera junto a Raúl. En Raúl estarán centradas todas las miradas: Osasuna es colista y no hay que descartar la goleada; dos goles de Raúl le servirían para llegar a la cifra del mítico Alfredo Di Stéfano y para convertirse en el máximo goleador de la historia madridista.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Cannavaro, Heinze; Robben, Gago, 'Lass' Diarra, Sneijder; Raúl e Higuaín.

Osasuna: Roberto; Azpilicueta, Josetxo, Miguel Flaño, Monreal; Juanfran, Puñal, Nekounam, Héctor Font; Plasil y Pandiani.

Arbitro: Pérez Burrull (colegio cántabro).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 17.00.

TV: PPV

Junto a Raúl e Higuaín volveremos a ver la defensa de gala (Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Canavaro y Heinze), al doble pivote que tanto le gusta a Juande (Gago y Lassana Diarra), al cada día más disperso Snjeider y al actual gran ídolo del madridismo, Robben, que tendrá otra ocasión de demostrar el buen momento por el que pasa. Poco más que reseñar: que Codina vuelve a una convocatoria de Liga más de medio año después, porque Dudek está lesionado; que regresa Marcelo tras dos semanas de castigo y que entra en la nevera, a ver si espabila, Drenthe, y que Guti, que ha vuelto a lesionarse, sigue sin jugar con Juande. No, tampoco creo que sea una casualidad que la solidez que está mostrando el Real Madrid desde que Juande se hizo cargo del equipo coincida con la ausencia de Guti. En el fútbol las casualidades son raras; las causalidades, en cambio, son mucho más frecuentes.

A pesar del buen ambiente que se respira por la salida de Calderón y por los tres partidos consecutivos en los que el Real Madrid no ha recibido ni un solo gol, quedan, no obstante, dos asignaturas pendientes: recortar alguno de los doce puntos de ventaja que lleva el Barcelona y recuperar la senda del fútbol juego. Lo primero, está claro, no depende sólo del Real Madrid; lo segundo, en cambio, sí. Si no se logra el primer objetivo, que se alcance al menos el segundo, pues no sólo de puntos vive el aficionado.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información