Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid, contra los elementos

  • La nieve y frío complican la visita al campo del Numancia
La nieve y frío complican la visita al campo del Numancia
Eduardo Torrico - La Previa Eduardo Torrico - La Previa

Fue Felipe II el que dijo que había enviado sus naves a luchar contra hombres, y no contra los elementos. Eso mismo podría decir ahora Juande Ramos, que manda sus jugadores a luchar contra hombres (los del Numancia), aunque seguramente van a tener que luchar antes contra el frío y la nieve, o sea, los elementos habituales en el invierno de Los Pajaritos. Pero Juande no quiere recordar a La Grande y Felicísima Armada, conocida como La Invencible, y no busca excusas en las más que probables adversidades meteorológicas ni en ese demencial horario sabatino (las diez de la noche) que tiene que sufrir el fútbol español desde hace ya demasiados años.
 

 

Numancia: Juan Pablo, Juanra, Boris, Sergio Ortega, Cisma; Del Pino, Nagore, Dimas, Barkero; Aranda y Goiria.

Real Madrid: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Cannavaro, Heinze; Robben, Lass, Gago, Sneijder; Higuaín y Raúl.

Arbitro: Delgado Ferreiro (Comité Vizcaíno).

Estadio: Los Pajaritos.

Hora: 22.00 (La Sexta).

Precisamente es el terreno de juego el que hace que el técnico manchego albergue dudas para confeccionar la alineación: si se halla en condiciones aceptables, jugarán los mismos de los tres partidos; si es una pista de patinaje, entonces tal vez haga algún cambio, sobre todo teniendo en cuenta que Gago ha estado toda la semana entre algodones. El objetivo es la sexta victoria consecutiva en la Liga y el mantener viva la esperanza de revalidar el título, aunque eso ya no depende tanto de que el Real Madrid continúe contando sus partidos por victorias como de que el Barcelona se pegue en un momento determinado un guantazo (o varios, que son los que hacen falta).

Dejemos para mejor ocasión el debate sobre el buen fútbol. No creo que el helado estadio soriano sea el más apropiado escenario para que el Real Madrid se reconcilie con el espectáculo. Si en ocasiones anteriores lo importante era ganar, ahora sí que cuenta bien poco hacerlo con un juego brillante o con el mismo juego tedioso de las últimas semanas.

¿Y el Numancia? Pues ahí está, con medio pie en Segunda y lamentando todavía a estas alturas el atraco de que fue objeto en su visita del pasado fin de semana al Camp Nou, convertido ya por méritos propios en la Cueva del Gato de nuestro fútbol (la Cueva del Gato, por si no lo saben, era aquel agreste habitáculo de Sierra Morena en el que encontraban refugio José María el Tempranillo, Diego Corrientes, Los Siete Niños de Écija y otros muchos afamados bandoleros del siglo XVIII). Eso sí, también le queda al Numancia el orgullo de ser el único equipo que ha derrotado hasta el momento en esta Liga al Barcelona y la ambición de querer derrotar también al Real Madrid.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información