Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Me divierto más jugando en la banda"

Raquel Gutiérrez Raquel Gutiérrez


¿Está de acuerdo con Schuster en que si ganan los dos próximos partidos serán campeones de Liga?

Está claro que dimos una paso importante con la victoria del Sevilla y hay que aprovecharlo. Prácticamente todos los partidos que quedan son finales y ganarlos, tanto en Mallorca como ante el Murcia, si los otros equipos pinchan, es un paso también para podernos hacer con la Liga.

¿Cree que el Villarreal es ahora el rival a tener en cuenta en la lucha por el título liguero?

Creo que Villarreal y Barcelona van a seguir arriba. Tienen jugadores de mucha calidad; son dos equipos compactos que siguen aspirando al título de Liga y los dos van a estar luchando hasta el final. Hay muchos partidos en juego y muchos puntos por sumar, pero sí, es verdad, el Villarreal es ahora mismo el equipo que mejor está jugando al fútbol y está atravesando una buena racha. Esperemos que tenga algún que otro desliz que nos pueda venir bien.

¿Qué pasa con Ronaldinho?

Nosotros intentamos no preocuparnos por los problemas de los rivales pero Ronaldinho, desde mi punto de vista, sigue siendo uno de los mejores jugadores del mundo. Está claro que no está atravesando un buen momento, pero nadie conoce lo que le puede estar pasando excepto la gente más cercana a él. A nosotros, la verdad, nos viene bien, porque es un jugador que marca la diferencia y que da muchas alegrías al Barcelona.

Digamos que, ¿cuánto más lejos, mejor?

Si, bueno”¦, pero nunca te alegras del mal de otros compañeros, porque también gusta ver a la gente sonreír.

¿Le gustaría ser algún día ”˜vitalicio”™?

A cualquier jugador de nuestra plantilla le gustaría tener un contrato vitalicio, pero yo ahora mismo estoy muy tranquilo, con muchas ganas de seguir aprendiendo y sobre todo tener un hueco aquí el día de mañana.

Al igual que hizo Gordillo, ¿se ve jugando los últimos partidos como profesional en su tierra?

Ahora mismo no pienso en abandonar el club. Ojalá me pueda retirar aquí, porque es el mejor club del mundo y a cualquiera le gustaría estar mucho tiempo en él, pero tiene su nivel de complicación y de exigencia y no todo el mundo puede conseguirlo.

¿Qué difiere del sentimiento sevillista del madridista?

Eso se lleva. A mí desde pequeño me inculcaron que nací sevillista y yo creo que eso nadie lo va a cambiar. Después, tuve que dar un paso en mi vida, di un giro de 180 grados y ahora me debo a otros colores, a otra afición y a otro club. Estoy muy orgulloso de pertenecer a este equipo, porque desde el momento que llegué me he sentido querido y arropado tanto por mis compañeros como por el club y la afición. Voy a estar toda la vida agradecido, tanto a la afición del Sevilla como a la del Madrid.

¿Cómo llega alguien tan joven como Sergio Ramos a hacerse un hueco tan importante en un vestuario tan exigente cómo es el del Real Madrid?

Aquí la gente valora mucho el trabajo, y lo que pueda dar cada uno por su equipo. A mí siempre me gusta entregarme al máximo, darlo todo, tratar de ir con la cabeza bien alta y bien tranquilo, que nadie te pueda echar nada en cara.

¿Prefiere jugar de central o de lateral?

Casi nunca me decanto por ninguna, en concreto porque llevo tres temporadas aquí: la primera estuve casi toda de central, la segunda entera de central y ésta un poquito más de lateral. Son dos posiciones que alterno con bastante frecuencia porque en la Selección el míster también me pone de lateral. Me divierto más en la banda, tengo más recorrido, más llegada arriba, más cercano al gol, y de central tienes que estar más centrado, más atento, porque en cualquier despiste te pueden marcar un gol.


¿Marcar los goles o defenderlos?


Prefiero marcarlos, se disfruta mucho más cuando uno marca un gol.

¿Por qué ha abusado tanto de las infiltraciones? ¿No cree que le podrían perjudicar?

Ya me han perjudicado. Atravesé una época un poco flojo, una racha difícil porque el cuerpo lo notó. Son muchos partidos, muchos minutos, muchos viajes y muchas infiltraciones. El cuerpo no es una máquina, ni somos robots, necesita su periodo de adaptación y recuperación y eso a veces te pasa factura. Yo llevaba prácticamente desde el Mundial jugando partidos y, siendo realistas, muy pocos días de recuperación para poder desconectar un poco. Ahora me voy recuperando, me siento mucho mejor y dosifico un poco los esfuerzos.

¿Nunca pensó en pasar por el quirófano?

No, para nada. Lo que tengo que hacer es no infiltrarme más porque sería perjudicarme. Pero había partidos muy importantes con el Barça, Atlético, Villarreal... que todos los queremos jugar y prefiero infiltrarme a quedarme en el banquillo. Estuve un poco loco, pero ahora estoy más tranquilo e intento hacer las cosas mejor para que no me perjudiquen.



Se puede decir que le vino bien que le sancionaran”¦

Sí, de todo se aprende, y de las expulsiones se pueden sacar cosas positivas y una de ellas ha sido el descanso y el reposo que he tenido para recuperarme y poder renovar el cuerpo, que llevaba mucho tiempo al límite.


¿Cómo vive los partidos desde fuera?


Siempre muy nervioso. Los que juega el equipo fuera, los suelo ver en casa, con la familia, y no puedo estar quieto. Me pongo muy nervioso, porque no puedo hacer nada.

Se habla mucho de que Sergio Ramos siempre salta con los codos por delante. ¡Hasta su hermano lo ha experimentado!

(Risas...) Sí, mi hermano jugaba en un equipo de categoría inferior a la nuestra. En un partido amistoso entre el Sevilla y el equipo donde él jugaba, le solté el codo sin querer en una jugada y le hice sangre en el labio. Soy defensa y he vivido la experiencia de que me partieran la nariz en un jugada. Es cierto que puedo saltar un poquito más protegido, pero no lo hago con intención de soltar un codazo. Es solo la inercia del salto.


De pequeño le conocían como Schuster, ¿lo sabe el míster?


Sí, en mi barrio me siguen llamando Schuster. Me conocen así desde pequeño y les da vergüenza a veces llamarme Sergio o Ramos. Él se dio cuenta porque lo llevaba escrito en las botas, el año anterior a que llegara y este año también. Le hizo gracia.


¿Cómo es la relación de Schuster con la plantilla?


Es muy buena. A priori la gente tiene una imagen equivocada de él, porque parece una persona muy reservada y fría, pero es todo lo contrario. Es un técnico que nos entiende a la perfección. Ha sido futbolista y sabe lo que se siente dentro de un vestuario. Él ha vivido momentos como los que nosotros estamos experimentando y por eso nos entiende. Está siempre hablando con nosotros y comentándolo todo.

¿Les afecta cuando leen que se le cuestiona?

Eso nos afecta a todos. Se intenta no sacarlo fuera, porque somos profesionales para mantenernos al margen de todos los comentarios. Creo que a día de hoy es el entrador más idóneo y que más provecho puede sacar de nosotros. Él es el que nos puede hacer ganar la Liga.

¿Ha recibido la llamada del Milán? ¿Qué se siente al saber que un equipo de esa categoría se interesa en usted?

Mi hermano (y representante) no me suele decir este tipo de cosas para evitar que me pueda desconcentrar. Recibir ofertas del Milán te incita a seguir trabajando, pero a día de hoy no pienso para nada en salir del Real Madrid.

¿Cómo ve la Eurocopa?

Pues bien (risas). Con mucha expectación, muchas esperanzas, mucha ilusión y muchas ganas de que llegue el momento y poder pasar ese bachecito de cuartos. Creo que tenemos una selección con jugadores que marcan la diferencia en sus equipos. Ojalá en esta ocasión podamos dar ese salto, hacer algo grande y dedicárselo a todos los aficionados de nuestro país. Se lo merecen.

Raúl y Guti, ¿Selección?

Te puedo hablar maravillas de Raúl y Guti, porque los conozco a la perfección y aportan muchísimo, pero desgraciadamente de nosotros no depende. Es el seleccionador el que elige, y suele llevar a los que están mejor.



Describa en pocas palabras los siguientes nombres:

Eloy Gonzalo: Él fue jugador también, y me enseñó muchísimo. Fue mi entrenador en el Camas y aprendí mucho de él. Le estaré agradecido de por vida. Esos primeros pasos son realmente los que te marcan para el día de mañana.

Hierro: Un referente, un ídolo para todos nosotros y ojalá el día de mañana puedan comparar mi nombre con el suyo, que yo creo que ahora está muy lejos.

Raúl:
El capitán, el ejemplo a seguir para todos, para todo el vestuario.

Maldini: Un ídolo. Para mí es un jugador que ha marcado la diferencia, de los mejores defensas del mundo y que no se le ha reconocido porque, que se retire sin un balón de oro un jugador como él, no es justo. Yo se lo daba con los ojos cerrados. Para mí ha sido el más grande

Feria de Sevilla: Diferente. Con mi profesión, no puedo ir mucho, pero es diferente. Este año si puedo me escaparé un día. Sevilla tiene un color especial.








Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información