Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid no puede fallar

  • El último partido de Liga que perdieron los blancos fue arbitrado por este colegiado, que perdonó la expulsión al barcelonista Márquez
El último partido de Liga que perdieron los blancos fue arbitrado por este colegiado, que perdonó la expulsión al barcelonista Márquez
Eduardo Torrico - La previa Eduardo Torrico - La previa

De un tiempo a esta parte no hay demasiadas cosas que contar cuando juega el Real Madrid, lo cual es bueno, porque significa normalidad.  Hay que recurrir entonces a los números para explicar lo que está sucediendo: quince partidos jugados desde que Juande Ramos se sienta en el banquillo, trece victorias, un empate y una derrota. O, si prefieren traducirlo a puntos, 40 sobre 45 posibles. Y, aún así, los blancos se ven abocados a mantener ese frenético  ritmo de puntuación sin el  más mínimo margen de error y a esperar el tropiezo del líder, que tampoco falla.

 

REAL MADRID: Casillas; Miguel Torres, Pepe, Cannavaro, Heinze; Higuaín, Lass, Gago, Sneijder; Huntelaar y Raúl.

VALLADOLID: Asenjo; Pedro López, Javier Baraja, Iñaki Bea, Marcos; Pedro León, Borja, Álvaro Rubio, Escudero; Cannobio y Goitom.

ÁRBITRO: Medina Cantalejo (Comité Andaluz).

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

HORA: 17:00 (Digital ).

Para recibir al Valladolid, Juande tiene la baja de Sergio Ramos, por acumulación de tarjetas, y la de Marcelo, que aún no se ha recuperado de la lesión que sufrió hace diez días jugando con la selección brasileña (¡el puñetero Virus FIFA sigue pasando factura!). Por contra, recupera a Robben, aunque no parece que de salida vaya a contar con él. El holandés es como una porcelana de la dinastía Ming a la que hay que mimar constantemente para que no se rompa. Pero luego llega la selección holandesa, lo convoca y lo devuelve siempre lesionado. Y así, mes tras mes, sin que nadie ponga coto a este auténtico desmadre.

La no presencia de Robben propiciaría la continuidad en el equipo titular de Higuaín. Y la verdad es que el argentino se lo tienen bien ganado, aunque sólo sea por el partidazo que hizo el pasado domingo en Málaga, donde marcó un gol antológico que sirvió para sumar tres nuevos puntos. El problema es que Higuaín tendrá que jugar más o menos pegado a la banda, porque Raúl sigue teniendo bula y, por mucho que se tire semanas y semanas sin tocar el balón, Juande, como antes sucediera con todos sus predecesores en el banquillo, no está dispuesto a relegarle a la suplencia. Y ahí, en la banda, Higuaín no es tan efectivo. Pero es lo que hay y a nadie le puede pillar ya de sorpresa.

El  Valladolid está en la zona tranquila de la tabla, a salvo de cualquier sobresalto. El pasado fin de semana perdió con el Barcelona, pero vendió cara su derrota. No es un rival fácil el equipo de Mendilíbar, aunque los aficionados madridistas no han olvidado el 7-1 que se llevó la pasada temporada de su visita al estadio Santiago Bernabéu. A buen seguro que las cosas serán hoy muy distintas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información