Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pepe podría no jugar tampoco con Portugal

  • La FIFA podría extender la sanción
La FIFA podría extender la sanción
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

El pasado 24 de mayo, el Comité de Competición decidió sancionar a Pepe con diez partidos de suspensión por sus incidentes en el partido ante el Getafe. Tras haberse decretado un penalti por un empujón a Casquero, el central madridista le propinó dos patadas al jugador azulón -que estaba en el suelo-, además de un puñetazo a Albín. Pepe fue expulsado de inmediato, con la consabida sanción, que ha mantenido el Comité de Apelación ignorando el recurso que había presentado el Real Madrid.

Así pues, el central madridista ha cumplido ya tres partidos, se perderá lo que resta de temporada y, en principio, aún podría quedarse sin disputar alguno más del comienzo de la próxima campaña a la espera de que el club se decida a acudir al CEDD. Aún con estas circunstancias, Carlos Queiroz anunció el miércoles que dispondría de Pepe para una concentración del 27 al 29 de mayo con Portugal, así como su intención de convocarle para el crucial partido que el combinado luso deberá jugar contra Armenia el próximo 6 de junio. Sin embargo, la sanción que el madridista arrastra con su club podría exenderse a los compromisos internacionales.

Así lo estipula la normativa FIFA en el apartado primero de su artículo 136: "Cuando la infracción cometida se califique de grave, particularmente, aunque no exclusivamente en casos de dopaje, intentos de influir ilícitamente en los resultados de partidos, conducta incorrecta frente a los oficiales de partido, falsificación de títulos o violación de las disposiciones relativas a límites de edad, las asociaciones, confederaciones y otras entidades deportivas organizadoras deberán solicitar a la FIFA la extensión al ámbito mundial de las sanciones que hayan impuesto". Esto es, que la federación portuguesa debería avisar a la FIFA de la sanción que arrastra Pepe, y si ésta es considerada como grave, podría ampliarse el castigo al ámbito mundial.

En caso de que la federación portuguesa no avise, la FIFA podría entrar también 'de oficio', tal y como lo estipula el apartado cuarto del mismo artículo: "Si los órganos jurisdiccionales de la FIFA comprobasen que las asociaciones, las confederaciones o las otras entidades no han solicitado homologar en el ámbito internacional las sanciones que impusiesen, podrán adoptar a decisión que proceda por iniciativa propia". Por el momento, el primer paso es esperar al CEDD, pero ahí está la posibilidad de que Pepe no pueda jugar tampoco con la selección portuguesa hasta que no lo pueda hacer con el Real Madrid.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información