Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un dolor de cabeza encontrar técnico

El banquillo sigue sin inquilino
A. Alcázar A. Alcázar

Desde que Vicente Boluda diera el pistoletazo inicial para relevarle en el sillón presidencial, los candidatos que se lanzaron a la arena buscan un entrenador que guíe al futuro equipo de la nave blanca.

El desfile de nombres que se han barajado ha sido y sigue siendo sorprendente. Rafa Benítez, Pellegrini, Ancelloti, Valdano, Juande, Wenger, Mourinho, Hugo Sánchez, Ciric, Laudrupp… Casi todos se han dejado querer, han hecho guiños; han dicho sí, pero no en una carrera en la que saben que acaben siendo o no entrenadores del Real Madrid el hecho de estar ahí encarece su caché y eleva su prestigio.

Una lista de granados entrenadores de la que a día de hoy no hay nada seguro. Primero fue Rafa Benítez, pero su llama se apago cuando renovó con el Liverpool. Después Ancelloti, que mantuvo una reunión con Florentino sin que fraguara aunque la puerta sigue abierta a pesar de que se da por hecho que dejará al Milán para irse al Chelsea.

Nombres, nombres, nombres

Apareció Pellegrini porque el técnico chileno del Villarreal es del gusto de Valdano, al que, por otra parte, más de uno reclama se siente en el banquillo para que no susurre al que lo ocupe lo que tiene que hacer. El propio Juande Ramos tenía bastantes posibilidades hasta el descalabro ante el Barcelona y, sobre todo, por sus desacertadas declaraciones cargando las tintas en la plantilla. Aún así que nadie le descarte tal y como se están desarrollando los acontecimientos y esa posibilidad de que FP haya pedido a su representante que no mueva ficha. Pero si Valdano tiene sus preferencias, Zidane también. Su apuesta es la de Laurent Blanc, aunque sus antecedentes azulgranas sean un incoveniente para acabar siendo el técnico madridista.

Luego Wenger. El alsaciano ha ido y venido en el tiempo hasta el punto de que se dio por hecho de que él era elegido. Opción que se enfrió la última semana al manifestar que seguiría en el Arsenal. El penúltimo ha sido Mourinho, un entrenador con puño de hierro que le vendría muy bien a un vestuario dominado por ciertas vacas sagradas que campan a sus anchas. Pero todos los indicios señalan a que Mou sólo ha querido notoriedad más que un verdadero interés de fichar por el Real Madrid sin que esto quiera decir que esté descartado.

El último en aparecer es Michael Laudrupp, aunque más por sus logros y capacidad técnica por sus antecedentes blancos y por ser un señor en toda la extensión de la palabra. Y eso casa con Real Madrid.

 

Otros nombres que se barajan es el de Ciric, al que dice tener atado Eduardo García, el único oponente que le queda a Florentino. El seleccionador de Croacia lo hizo bien en la última Eurocopa, aunque su nombre apenas cala en el madridismos. El que sí cala es el de Hugo Sánchez, un madridista de pro que está haciendo carrera para cumplir su sueño de entrenar algún día al Real Madrid. Sólo esa disposición hace que el madridismo le mire con simpatía, aunque se piense que aún le pueda faltar un hervor para alcanzar ese caché de entrenador para el Real Madrid.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información