Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Deseosos de 'vendetta'

  • Doble motivación para el partido del viernes ante la Juventus en la Peace Cup
Doble motivación para el partido del viernes ante la Juventus en la Peace Cup
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

Han pasado ya casi nueve meses desde que se enfrentaran por última vez, pero en el vestuario del Real Madrid aún está fresco el recuerdo de las dos derrotas que la Juventus infringió al club blanco la temporada pasada en la fase de grupos de la Champions League.

El primer partido (2-1) se disputó el 21 de octubre y los días previos se vivieron con especial ilusión en el conjunto merengue, pues se confiaba ciegamente en dejar la clasificación casi asegurada con una victoria. La Vecchia Signora empezó además la temporada de forma horrorosa, y en el seno del vestuario blanco se quería aprovechar la coyuntura para demostrar que podían hacer algo grande en Europa batiendo al primer rival de entidad. Sin embargo, todo salió al revés.

El arrollador inicio del club bianconero, con un golazo en el minuto cinco con la firma de Alessandro Del Piero, noqueó a los merengues, que siempre fueron a remolque y nunca demostraron ese potencial que se les presumía apenas días antes. Y encima, Ruud Van Nistelrooy empezó a resentirse de esas dolencias que semanas más tarde derivarían en nada menos que una lesión de nueve meses de recuperación (rotura parcial del menisco externo, un ganglio con sinovitis en el ligamento cruzado anterior operado en el año 2000 y una lesión del cartílago articular del cóndilo femoral externo).

 

EL BALANCE: DOS DERROTAS Y RUUD LESIONADO HASTA FINAL DE TEMPORADA

Una lesión que terminó de desencadenarse precisamente en el segundo partido de la fase de grupos ante la propia Juventus en el estadio Santiago Bernabéu. El holandés forzó para poder jugar ante los hombres de Claudio Ranieri en el coliseo blanco, quizá animado por las ansias de devolverles la moneda que existían en el vestuario, pero no sirvió de nada. El conjunto blanco volvió a empequeñecerse a las primeras de cambio ante el equipo bianconero y salió de su feudo poco menos que ninguneado por un sólido rival con un atacante que parecía en plena juventud: Del Piero, que consiguió dos nuevos goles mientras que los merengues no anotaron ninguno (0-2). A estos tres serios varapalos, le siguió la eliminación de la Copa del Rey a manos del Real Unión apenas siete días más tarde, lo que terminó de certificar una de las etapas más negras del madridismo durante la campaña pasada.

Es por ello que no hay un buen recuerdo de la Juventus entre los inquilinos del vestuario blanco que tuvieron que vivir esta amarga experiencia la temporada pasada. Cuando finalizó el partido de la Peace Cup ante el Liga de Quito, los jugadores merengues ya sabían que el siguiente paso en su pretemporada sería ante la Vecchia Signora y el sentimiento de muchos de esos futbolistas, aunque no lo quisieran decir delante de las cámaras, era de cierta revancha. Saben que aún se están dibujando las líneas maestras de este nuevo proyecto, pero todos están deseosos de demostrar su valía, cualquier choque ante la Juventus es uno de esos grandes partidos que nadie quiere perderse y el escenario perfecto para lucirse, y por encima de ello, hay muchas ganas de lavar esa mala imagen dada ante los bianconeros en su momento. Hay ganas de 'vendetta'.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información