Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla sigue firme en pretemporada

  • Gary, Mosquera y Gorka, goleadores
3-0 derrotó a Osasuna B

El filial blanco volvió a ganar por cuarto partido consecutivo. En esta ocasión goleó al filial de Osasuna 3-0 en un encuentro muy serio de los hombres de Alejandro Menéndez.

Adán bajo los palos en su primer partido de pretemporada con el filial, el cuadro blanco construyó una victoria desde la solidez defensiva ante un rival joven pero entusiasta. La progresión táctica va consolidándo el juego de un equipo que fue mejor que su rival. El tanto madrugador del central Garay, a pase de Juanfran, ayudó para que los madridistas consolidaran su seriedad táctica.

LA FICHA:
3- REAL MADRID CASTILLA: Adán; Luís Hernández, Gary, Nacho, Marcos Alonso; Cruz, Juanfran, Mosquera, Juan Carlos; acuña y Rubén Ramos. También han jugado: Chema Antón, Tébar, Juanan, Mateos, Szalai, Javi H, Velayos, Opare, Palanca, Vázquez, Gorka.
0- OSASUNA B: Elias Ayllón; Barian Muñoz, Senar Redondo, Segura Martínez, Martínez García; Etayo Olza, Gabilon Bernal, Torres Morales, Fernández Annunziata; Vega Salinas, Libano García. También han jugado: Castiella Sánchez, Iparraguirre Erburu, Omwu Villafranca, Boniquet Rodríguez, Fernández Jofresa, Eslava Arce.

GOLES:
1-0  Gary, (8'). 2-0 (Mosquera (38'). 3-0, Gorka (90')

Otra de las buenas noticias fue la reaparición de Luis Hernández. El lateral derecho volvía 15 meses después a jugar al fútbol tras una grave lesión de rodilla. Notó la larga inactividad pero lo suplió con garra, y arrojó, dejando patente su calidad. Además, aparecieron en el equipo dos de los refuerzos para la temporada, Rubén Ramos y Ramos, que demostraron que van a ser jugadores importantes para el equipo esta campaña en la que el filial blanco volverá a atacar el ascenso a la Segunda División A

El Castilla consolidó su ventaja en el marcador a los 38 minutos, en una falta directa lanzada por el capitán Mosquera, que tras desviar un defensa de la barrera, se coló en la portería rojilla. El segundo tiempo arrancó con ese 2-0 y ya los entrenadores abrieron el ciclo de cambios que deslabazaron un poco el juego a pesar de la voluntad de todos los presentes. La nota negativa del encuentro fue la lesión de Palanca, que nada más sustituit a un compañero fue objeto de una dura entrada que le llevó de nuevo al banquillo. El partido lo cerró Gorka culminando un rápido contragolpe en el último minuto del partido.

 

 

 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información