Ir a versión clásica Ir a versión móvil

100 días de ilusión

  • Florentino le ha dado al club un lavado de cara deportivo e institucional
Florentino le ha dado al club un lavado de cara deportivo e institucional
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

1 de junio de 2009. Florentino Pérez regresa a la presidencia del Real Madrid y lo primero que hace es contratar a Manuel Pellegrini como jefe de la nave blanca. Cien días después el club es muy distinto al que dejó Ramón Calderón y ha recuperado una ilusión que se había esfumado a lo largo de la temporada pasada.

Kaká, Cristiano Ronaldo, Benzema, Albiol, Granero, Arbeloa, Xabi Alonso... Cien días y 260 millones de euros después el Real Madrid ha recuperado la filosofía made in Florentino Pérez: estrellas mundiales aderezadas con una destacada aportación nacional, proveniente principalmente de la cantera. Al presidente madridista no le ha temblado la mano en ningún momento a la hora de hacer limpieza en el vestuario blaco, aún a costa de gran parte del clan holandés.

Así, el lavado de cara ha sido completo, ya que las ventas han arrojado unos ingresos valorados en cerca de 100 millones de euros. Y es que los números son el punto fuerte de Florentino Pérez, quien en su regreso ha vuelto a aplicar su idea de rendimiento institucional: una correcta explotación de los derechos de imagen y del merchandasing, enfocada hacia las grandes estrellas del club. El Real Madrid ha vuelto a colocarse al frente de los clubes con más presencia mediática, recuperando el legado  que había dejado cuando abandonó el club en el 2006.

Por tanto, se puede decir que con Florentino el Real Madrid ha reestablecido su imagen deportiva e institucional, muy debilitada tras la nefasta gestión llevada por el anterior presidente Ramón Calderón. Tanto que en estos 100 días el conjunto blanco ha conseguido eclipsar el triplete culé y dejarlo en un segundo plano mediático. Lo cual ha provocado un patente nerviosismo en el presidente barcelonista, Joan Laporta, que ha pasado de estar tri-tranquilo a estar tri-nervioso.

 

Pellegrini y el gusto por el buen fútbol

Pero lo cambios también han sido patentes en el banquillo del club de Concha Espina, donde el chileno Manuel Pellegrini ha demostrado en estos poco más de tres meses su intención de apostar por el buen trato del balón. Con una idea basada en tener a dos jugadores por puesto, el ex del Villarreal prefiere jugar con interiores antes que con extremos y apuesta por la posesión del balón como mejor medio para llegar a portería.

De su mano han llegado apuestas por jóvenes valores como Granero, Garay o Drenthe, mientras que otros talentos consolidados como Lass e Higuaín cuentan con la confianza plena del entrenador. Algo que no pueden decir otros como Javi García, Perejo, Torres o Sneijder, que han tenido que salir del club por no contar para el cuerpo técnico.

 

El baloncesto también se renueva

Y si Florentino ha cambiado el equipo de fútbol, exactamente lo mismo ha hecho el de baloncesto. De la mano de Antonio Maceiras, la sección de baloncesto más laureada de europa ha contratado a un peso pesado de los banquillos, Ettore Messina. El italiano ha traído una nueva filosofía de trabajo al club y desde el principio ha inyectado una idea de trabajo y espíritu ganador que sitúa al equipo entre los grandes candidatos a la Final Four de este año.

Para el proyecto de esta temporada el equipo cuenta con un total de ocho caras nuevas (Prigioni, Kaukenas, Hansen, Vidal, Velickovic, Dasic, Garbajosa y Lavrinovic). Fichajes que le otorgan a la plantilla un plus de veteranía y calidad necesario para que el Real Madrid vuelva a la élite europea que abandonó hace más de una década.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información