Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Raúl, ante su segunda juventud

  • El siete reivindica su importancia en el equipo tras los dos goles al Valladold
El siete reivindica su importancia en el equipo tras los dos goles al Valladold
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Los talibanes del antiraulismo vuelven a estar escondidos en sus casas. Tras su gran inicio de temporada, culminado con sus dos tantos ante el Valladolid, muy pocos dudan ya de lo imprescindible que resulta aún hoy el capitán blanco para este equipo. Y todavía le queda cuerda para rato...

Y es que pasan entrenadores, jugadores, directores deportivos, presidentes... y Raúl González Blanco sigue estando al pie del cañón, enarbolando la bandera del madridismo y sacando la cara por su equipo en los momentos más complicados. Como se vio ante el equipo pucelano, en el que, ante un Cristiano lesionado, un Kaká bajo los efectos del jet - lag, y un Benzema que no acaba de encontrarse consigo mismo, Raúl asumió el mando del ataque y, con dos goles en los primeros 25 minutos, dejó encarrilado el choque para los de Pellegrini.

UNA REFERENCIA PARA SUS COMPAÑEROS

Y es que el comportamiento del capitán desde que dara comienzo la pretemporada ha sido intachable. Ha ayudado a los nuevos, en especial a los grandes fichajes, a integrarse al grupo y a comprender la grandeza de un club de la grandeza del Real Madrid. Y siempre es el primero en dar un paso al frente, el que más tiempo se pasa entrenando, el que aconseja cuando debe hacerlo. Una referencia en el vestuario que no es (ni debe ser) discutida por nadie.

Pero, dejando al lado sus méritos como lider fuera de los terrenos de juego, es en ellos donde ha recuperado su mejor versión como futbolista. Ya en la pretemporada avisó que iba a vender muy cara su titularidad siendo el máximo goleador del equipo, junto a Benzema, en los amistosos veraniegos con cinco goles. Una racha que se ha visto refrendada en la competición oficial, en la que hasta al momento ha anotado cuatro goles: tres en Liga y uno en Champions, siendo el segundo máximo realizador del equipo tras Cristiano Ronaldo.

NO HAY RÉCORD QUE SE LE RESISTA

Por todo esto y por los récords que sigue y seguirá batiendo (este último fin de semana se convirtió en el jugador madridista con más partidos oficiales jugados, 712), el madridismo debe sentirse, una vez más, orgulloso por haber podido disfrutar en estos últimos quince años del que es el mejor jugador en la historia del fútbol español. Y todavía le queda cuerda para rato. Nosotros apostamos a que marcará 25 goles esta temporada entre todas las competiciones. ¿Y ustedes?.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información