Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Jugar bien no es sinónimo de como juega el Barcelona"

  • Pardeza se desliga del estilo del Barcelona
El director deportivo cree además que el equipo ha podido acusar cierta ansiedad
Defensa Central / agencias Defensa Central / agencias

El director deportivo del Real Madrid, Miguel Pardeza, considera que el conjunto madridista "no debería nunca medirse con el FC Barcelona" porque se trata de "dos temperamentos, culturas y tradiciones distintas y de plantillas diferentes" y no cree que jugar bien sea "sinónimo" de cómo lo hacen los azulgrana.

"Cada uno tiene su propio estilo, claro que el Barcelona ha unido la belleza con la eficacia, pero el Real Madrid es capaz de hacer lo mismo sin necesidad de imitar el fútbol del Barcelona", sentencia Pardeza, en una entrevista al web de 'Terra'. Así, opina que ese juego "es muy difícil de imitar porque se necesitan muchas cosas, una tradición que te lo permita y un tipo de jugador que el Real Madrid no tiene". "El Real Madrid tiene otro perfil y otro talante y se puede llegar a jugar muy bien jugando de otra manera", añade.

"O CONTEMPORIZAMOS O INTENTAMOS ACELERAR DEMASIADO"

Pardeza recuerda además que el equipo blanco "tiene su propia cultura" y que "de siempre ha sido un equipo competitivo, ganador que nunca se ha dado por vencido". "Esos valores son propios. Es verdad que a lo largo de los últimos años ha habido muchos vaivenes lo que han provocado cierta desorientación pero el Real Madrid es capaz de defender bien, de jugar con inteligencia en el medio y ser muy consistente arriba. A esto debe aspirar el Real Madrid. No a dar 20 toques antes de terminar una jugada, pero si a asegurar la pelota en el medio y a ser rápidos y contundentes arriba", recalca.

Por eso, el ex futbolista pide "paciencia", ya que opina que las "expectativas han hecho que el equipo haya buscado la brillantez antes de encontrar la normalidad". "Hasta ahora el equipo sólo domina dos velocidades: O contemporizamos o intentamos acelerar demasiado. Y debemos procurar conseguir una velocidad media, pero para eso hace falta que los jugadores estén plenamente integrados, que la filosofía de juego esté asimilada", explica. "Cuando un equipo está cuajado vemos que no se precipita ni acelera, que cuando se adelanta en el marcador es cuando mejor domina el partido. Nosotros, muchas veces, cuando nos adelantamos es cuando damos la impresión de sentirnos peor en el campo y esto se debe a ese estado de tensión permanente que no nos permite respirar el fútbol con normalidad", argumenta.

"EL REAL MADRID VIVE SECUESTRADO POR EL ÚLTIMO RESULTADO"

Sin embargo, Miguel Pardeza entiende que "el Real Madrid vive secuestrado por el último resultado", porque "da la sensación que ese último marcador orienta la valoración de todo el trabajo que se ha hecho antes". "Una de las quejas de Pellegrini es esa, se ganan todos los partidos, se pierde con el Sevilla y se habla como si se hubiera abierto una brecha en todo el proyecto. Y sólo es una derrota, que no debería ocurrir, claro está, pero hay que entender que esto es un juego y no siempre son evitables", expresa.  

Además, reconoce que el 'alcorconazo' "fue un shock, una bajada a la tierra brutal". "Una señal inquietante que nos vino a decir que ni las grandes inversiones ni contar con los mejores jugadores del mundo te garantiza nada. Esa fue la gran lección: nos dijimos, 'señores hoy en día en fútbol se necesita tener todas las alarmas encendidas y durante el mayor tiempo posible', esto es fundamental", advierte. El directivo madridista sabe que "cuando se genera tanta expectativa las exigencias son máximas", pero reitera que "al fútbol no se le puede violentar, lleva su ritmo". "Y en esa vorágine nos hemos metido todos. Le hemos exigido al equipo más de lo que realmente puede dar. Quizá el entorno ha estresado toda la realidad del Real Madrid", defiende.

"NUNCA HE CREÍDO EN LOS FICHAJES DE INVIERNO"

Respecto al juego, asegura que "nunca" Pellegrini ha dicho que no quiera ocupar las bandas, aunque a veces "haya costado más conseguirlo", reconociendo que "quizás en la parte derecha" necesitarían un jugador. "Pero Ramos es capaz de alargarte el campo, Granero también puede jugar por ahí. En ese sentido no debemos o no tenemos que echar de menos a casi nadie", resalta.

De hecho, el director deportivo blanco destaca que "nunca" ha creído en los fichajes de invierno "porque es un mercado corto y de mucho riesgo". "Entiendo que deben ser fichajes que mejoren lo que tenemos. Un refuerzo para el Real Madrid es un jugador que debe ser titular desde el primer día. No tenemos lagunas en nuestra plantilla. Si hubiera algo que mejorara notablemente el equipo pues vale, tampoco podemos estar cerrados. Pero ni lo veo factible ni veo una gran necesidad", concluye.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información