Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Hasta siempre Ruud

  • El delantero holandés vivirá hoy su último partido del Real Madrid como madridista
El delantero holandés vivirá hoy su último partido del Real Madrid como madridista
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

El partido de esta noche ante el Málaga es muy especial para el madridismo por mucha razones. Porque es el último de la primera vuelta, porque hay en juego tres puntos vitales en la persecución del liderato, porque el canterano Mosquera podría debutar con el primer equipo, pero sobre todo, porque uno de sus jugadores dirá adiós definitivamente: Ruud Van Nistelrooy.

 

Era vox populi, pero en el transcurso de la tarde de ayer se hizo oficial su traspaso al Hamburgo. El delantero oranje no ha tenido mucha suerte con las lesiones en la presente temporada, pues no pudo comenzar la temporada por la grave lesión de rodilla y después ha tenido que parar en dos ocasiones más, de forma que el último partido disputado fue el de vuelta de la Copa del Rey ante el Alcorcón. Por ello, y visto que la competencia en el vestuario blanco es muy grande, Ruud buscaba desde hace tiempo ya un equipo donde poder disputar minutos y así ir convocado con Holanda al Mundial de Sudáfrica.

Van Gol se marcha tras 62 goles oficiales en tres temporadas y media

Sea como fuere, el caso es que el partido de esta noche en el Bernabéu será el último que Van Gol viva como madridista. Lamentablemente, no podrá hacerlo desde el césped vestido de corto porque aún se resiente de la amigdalitis y la sobrecarga en el tríceps sural de su pierna izquierda, por lo que Pellegrini le había dejado fuera de la convocatoria. El club ha confirmado que será antes del partido cuando pueda salir al centro del campo para despedirse del respetable madridista.

El holandés se marcha del Real Madrid después de tres temporadas y media donde ha demostrado por qué le llaman Van Gol. Todo un profesional tanto dentro como fuera de los terrenos de juego, ha destacado por su discreción, pero sobre todo por su acierto de cara a portería. La primera temporada consiguió 25 goles que resultaron vitales para conseguir la Liga con Capello. El segundo año, una lesión en el tobillo le privó de jugar algunos partidos, pero aún así consiguió la friolera de veinte goles entre todas las competiciones con Schuster. La pasada campaña llevaba diez goles en doce partidos cuando su rodilla dijo 'basta', y lo que sigue tras esa operación de rodilla es de sobra conocido por todos. Por ello, a día de hoy y dejando 62 goles oficiales en el recuerdo del madridismo, sólo queda desearle al delantero tulipán toda la suerte del mundo en su próxima aventura. ¡Hasta siempre Ruud!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información