Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La vida no siempre sigue igual

  • Se rompío el maleficio de Riazor
Se rompió el maleficio de Riazor
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

Las meigas no existen. O, al menos, este año las hemos pillado de vacaciones. Porque el Real Madrid, 19 años después de su última victoria en Riazor, rompió con su gafe en tierras coruñesas, y sigue al acecho del primer clasificado, el Barcelona.

Y es que desde el 18 de noviembre de 1991 el Madrid no sabía lo que era ganar en el estadio deportivista. Aunque parezca increible, grandes jugadores de la historia del conjunto blanco como Laudrup, Raúl, Redondo, Mijatovic, Roberto Carlos, Zidane o Ronaldo se han ido de ese estadio no sólo sin haber ganado, sino incluso saboreando alguna de las derrotas más dolorosas del Real Madrid en su centenaria historia.

Nadie sabe como, pero los blancos, en los últimos 18 años que ha jugado ante el Deportivo de la Coruña en tierras gallegas, no han dado una a derechas. Tanto es así que en todo este tiempo la entidad madridista sólo ha sido capaz de sacar cinco empates en todo este tiempo (ver cuadro adjunto). El resto, 12 derrotas a cada cual más dolorosa por lo contundente del resultado.

Hasta el día de hoy. Y es que, pese a las siete bajas que Pellegrini tenía para este choque (Cristiano Ronaldo, Higuaín, Lass, Gago, Diarrá, Van der Vaart y Pepe), los blancos han sacado el orgullo que otras veces no han sacado ese estadio para sumar una victoria que llena de moral a los jugadores y a los madridistas en su afan de seguir con la persecución al Barça, que sigue cinco puntos por encima tras su victoria en Gijón.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información