Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lass, el seguro de vida blanco

  • Ante el Sporting de Gijón cumplió su partido número 40 con el Real Madrid
Ante el Sporting de Gijón cumplió su partido número 40 con el Real Madrid
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

Lassana Diarrá no está pasando por un buen momento en el Real Madrid. Sus últimas actuaciones han provocado incluso debates cuestionando su titularidad con el conjunto blanco. Pero su rendimiento está ahí, y el francés es todavía un jugador básico en este Real Madrid.

Ante el Sporting de Gijón el mediocentro galo cumplió la nada desdeñable cifra de 40 partidos con el conjunto blanco. Y es que desde que fichara en el mes de enero del año pasado procedente del Porstmouth, Lass se quitó de encuima el apelativo de sustituto de Diarrá merced a unas soberbias actuaciones en sus primeros meses con el conjunto blanco, en las cuales demostró que, pese a lo que originalmente se pensaba, el francés no es sólo un simple medio de contención.

Porque a parte de correr kilómetros y kilómetros en la parcela ancha del campo para recuperar balones, Lass ha demostrado, en los 15 meses que lleva jugando en el Real Madrid, ser un jugador más que correcto en el trato con el balón, y al que no le pesa ser el creador de juego cuando las circunstancias así lo requieren. Así ocurrió en su primera temporada en España, en la que Lass asumió los galones del equipo ante la irregularidad de Gago y las continuas lesiones de Guti y Sneijder.

Finalizada esa temporada, Florentino Pérez asumía la presidencia del conjunto blanco prometiendo una profunda renovación de la plantilla. Ante el excelso rendimiento que dio Lass en los meses precedentes, el presidente y Jorge Valdano, con total acierto, decidieron no desprenderse de un jugador que se había ganado con todo derecho seguir en la plantilla del conjunto blanco. Además, la posterior incorporación de Xabi Alonso hizo pensar que ambos podrían conformar la mejor pareja de centrocampistas del continente.

Ya comenzada la temporada, el rendimiento de Lass en esos primeros partidos de la competición fue como en el año precedente: espectacular, permitiéndose incluso marcar goles decisivos como el del Deportivo de la Coruña. Pero una serie de problemas familiares y el cambio de esquema de Pellegrini complicaron las cosas al francés. El técnico chileno pasó del doble pivote de inicio de temporada a un centro del campo en forma de rombo en el que Lass abandonaba su tradicional posición en el centro para jugar en el costado derecho.

Ese cambio, aunque algunos les parezca una tontería, ha hecho cambiar la forma de jugar que tenía antes Lass. De ser el que sacaba la pelota de atrás ha pasado ahora a ser el escudero de los hombres de ataque del Real Madrid. Apenas tiene protagonismo en el juego ofensivo ya que sus características no son lo más indicadas para ello. Pero no se le puede negar la brega que le pone en todos y cada uno de los partidos. Si a ello le añadimos lo perfectamente acoplado que está en el vestuario (domina el castellano, y es el principal apoyo de Benzema), sólo se puede llegar a la conclusión de que este jugador es absoultamente imprescindible en el Real Madrid.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información