Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El vestuario se pone un reto a corto plazo: el pleno al cinco

  • El primer objetivo es borrar de un plumazo la mala imagen ofrecida ante el Barcelona con un gran partido frente al Valencia.
Antes de recibir al Valencia
David Jorquera David Jorquera

En el seno del vestuario del Real Madrid aún escuece, y mucho, la derrota del pasado lunes ante el Barcelona en el Camp Nou. Sin embargo, los jugadores del equipo de Mourinho no quieren seguir lamentándose de lo que sucedió en el estadio azulgrana y tienen ya la mirada puesta en los cinco partidos que restan en el año 2010 para tratar de hacer pleno y, quien sabe, si llegar al parón invernal como líder de la Liga.

En este sentido, la caseta de Valdebebas ha pasado de la desilusión, rabia y dolor tras el descalabro de lo de Barcelona al ánimo, compañerismo y auto exigencia. Esta vez ni siquiera ha tenido que intervenir Mourinho. Todos los jugadores, desde el primer capitán hasta el último de los canteranos que entrena con los miembros de la primera plantilla, saben que el Madrid no sólo no va a bajar los brazos sino que tienen el reto de firmar un pleno en los cinco partidos que restan en este 2010 ante Valencia, Auxerre, Zaragoza, Sevilla y Levante.

El sentir del vestuario es de ganas de comerse el mundo. Según pudo saber Defensa Central, los jugadores están como locos porque llegue el partido del sábado ante el Valencia. Si fuera hoy viernes, mejor que mañana sábado para ellos. Quieren borrar de un plumazo su mal partido ante el Barcelona con una dosis de buen juego y espectáculo ante el Valencia en el Bernabéu. No quieren darle a sus seguidores ni la más mínima oportunidad de pensarse en no acudir a Chamartín la noche de mañana, en la que se espera un frío espectacular en la capital. Por ello, la conjura de Valdebebas es clara: ganar los cinco partidos que restan en este 2010 empezando por el del Valencia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información