Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Será su enésima oportunidad.

  • Los retoques que piensa introducir Mourinho afectan al sistema.
Los retoques que piensa introducir Mourinho afectan al sistema.

El Real Madrid recibe en el estadio Santiago Bernabéu al Real Mallorca, único equipo de Primera división que frenó al Barcelona y al conjunto madridista, que ahora está obligado a reaccionar tras un empate ante el colista que le aleja cuatro puntos del líder.

 

 

El equipo de Michael Laudrup es el único que no perdió ante los dos grandes que luchan por una Liga bipolar. Con sendos empates, en la isla y el Camp Nou, fue una de las sorpresas de la primera vuelta. Inicia la segunda con una difícil tarea, visitar el Santiago Bernabéu, donde el Real Madrid vence todo lo que juega.

Se agarra a su fiabilidad de local el equipo de José Mourinho para reaccionar en Liga, donde el pinchazo en el estadio Juegos del Mediterraneo le deja a cuatro puntos del Barcelona. Sin tiempo para detenerse, con dos partidos por semana y con un equipo con pocas rotaciones que alcanzó las semifinales de Copa del Rey tras eliminar el jueves al Atlético de Madrid.

Los retoques que piensa introducir Mourinho afectan al sistema.

Volverá a jugar con un 4-2-3-1 y un delantero centro. Tras dos partidos en el banquillo y siendo el centro de las críticas de hasta sus propios compañeros, tras las palabras de Kaká, regresa al equipo titular Karim Benzema. Será su enésima oportunidad. Ya sabe que su entrega y sus asistencias no son suficiente para Mourinho, que le ha pedido más instinto goleador.

La lesión de Sami Khedira en Copa del Rey le suma en el capítulo de bajas por lesión a Dudek, Pepe y Gonzalo Higuaín. Deja un hueco en el equipo, como pareja de Xabi Alonso en la medular, al que aspiran Fernando Gago y Esteban Granero.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información