Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una alineación para la historia

  • Mourinho volvió a apostar por el trivote para intentar frenar al Barça.
Mourinho volvió a apostar por el trivote para intentar frenar al Barça
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

20 de abril del 2011. Valencia. En el estadio de Mestalla, Real Madrid y Barcelona se jugaron el primer titulo oficial de la temporada 201/11. Y José Mourinho, tras el partido de Liga disputado en el Santiago Bernabéu el pasado sábado, no varió mucho su planteamiento inicial respecto a lo que se pudo ver hace cuatro días.

Y realmente motivos no tenía para ello. Pese a que finalmente no se pudo sumar la victoria, el Real Madrid, con un trivote en la medular comandado por Pepe, supo contrarrestar a un Barcelona que tuvo muchas dificultades para crear ocasiones de gol en la portería defendida por Casillas. Y fue precisamente por eso, por la seguridad defensiva que tuvo ese día el equipo, por lo que Mourinho decidió no modificar su sistema de juego en la final de Copa de Valencia.

Con Arbeloa y Özil como novedades en el equipo titular en detrimento del sancionado Albiol y de Karim Benzema, el once titular que saltó al césped de Mestalla a la búsqueda y captura de la 18ª octava Copa del Rey en la historia del Real Madrid fue el formado por Casillas en la portería; una defensa formada por Arbeloa, Marcelo, Carvalho y Sergio Ramos; Xabi Alonso, Pepe y Khedira en el centro del campo; más el tridente ofensivo formado por Cristiano Ronaldo, Özil y Di María.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información