Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Afganistán se decanta por el Real Madrid

  • Los 'Clásicos' también se viven con pasión a miles de kilómetros de España
Los 'Clásicos' también se viven con pasión a miles de kilómetros de España
EFE - Fawad Peikar EFE - Fawad Peikar

Bufandas, banderas y coches decorados con variados artículos de mercadotecnia del Real Madrid y el Barcelona son la muestra de que los afganos, como en tantas otras cosas de la vida, han dividido sus lealtades cuando se trata de fútbol.

El fútbol español cuenta con una pequeña legión de seguidores en Afganistán, un país en el que las infraestructuras no permiten desarrollar una liga nacional, por lo que los afganos más ricos recurren a sus aparatos de televisión para ver fútbol extranjero.

"Aunque tengamos tantos problemas, hay muchos aficionados al fútbol aquí. Y los jugadores del Real Madrid y el Barcelona cuentan con la mejor técnica en el terreno de juego", dijo a Efe el jefe de la Federación afgana de Fútbol, Mohammad Yaseen Mohammadi.

Hasta la caída del régimen talibán en 2001, el fútbol era el único deporte que se practicaba en Afganistán, aunque los estadios también eran usados por los integristas para juicios sumarísimos y ejecuciones públicas frente a decenas de miles de personas. Pese que la inseguridad es todavía palpable en todo el país, Kabul sigue contando con un gran estadio de fútbol y este deporte continúa siendo el más popular, hasta el punto de que los propios talibanes dicen jugarlo en sus bastiones.

"El fútbol es bueno para la salud, y a veces nuestros milicianos dejan de lado sus escopetas y echan un partido en las montañas", dijo a Efe hace pocas semanas el portavoz de los insurgentes, Zabiullah Mujahid. También es un deporte que sirve como válvula de escape a muchos jóvenes kabulíes, desesperados ante la falta de perspectivas laborales y más acostumbrados a noticias de bombardeos y atentados suicidas que a los aspectos más lúdicos de la actualidad.

Como no tienen posibilidades para jugar a nivel profesional, los jóvenes afganos se recluyen por las noches en sus casas para seguir la jornada de las principales ligas europeas, algo que requiere aguantar despierto hasta las 00.30 para ver el inicio del partido. "Me atrae el regate de Cristiano Ronaldo", comentó Muhib Afzal, un joven al que sus amigos conocen como "el fan chiflado del Madrid", el equipo al que es aficionado desde 2006.

"Bien hecho Ronaldo, qué bueno eres", escribió en su cuenta de Facebook tras el primero de los cuatro partidos que enfrentan al Real Madrid y el Barcelona en menos de tres semanas. Según cuenta Afzal, él y sus amigos celebran las victorias del equipo en su barrio, pero la demanda de todos ellos es que un día las autoridades, a falta de liga propia, instalen un gran proyector en el estadio de Kabul para ver los partidos más importantes.

Sueñan con ver en directo un partido

"Los jugadores del Real Madrid tienen mucha calidad, sobre todo Cristiano Ronaldo, que en Afganistán es considerado el rey del fútbol", dijo sobre los últimos partidos un entrenador local, Zemarai Rastgar, aficionado, claro, al equipo merengue.

Los más incondicionales suelen acudir a alguna de las tiendas de la capital para hacerse por unos seis dólares con camisetas de su equipo favorito, modelos de imitación que bastan para dar lustre a sus simpatías, sobre todo con el duelo Barcelona-Madrid de la Champions a la vista.

"Mi sueño es ver a esos héroes con mis propios ojos", contó a Efe Milad, un culé de 16 años que juega cada día en una pista de arena de Kabul y viste una camiseta azulgrana del ídolo al que aspira a emular, Lionel Messi.

Aunque la mayoría de los kabulíes consultados apuestan por el Real Madrid en vista de los dos primeros partidos, que se saldaron con un empate y una derrota del Barcelona, el portavoz de los talibanes prefiere no mojarse. "Ganará obviamente el equipo cuyos jugadores muestren más garra y corran como tigres. Pero yo no veo la tele, así que no puedo entrar en detalles", zanjó Mujahid.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información