Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Villas Boas, alumno desagradecido

  • Una disputa personal entre el técnico del Chelsea y Mourinho origina la intromisión del Chelsea en los fichajes del Madrid
El portugués se entromete en los fichajes blancos como venganza contra Mourinho
Defensa Central - D.V. Defensa Central - D.V.

José Mourinho es la obsesión de Villas Boas. Así lo aseguran fuentes cercanas al técnico portugués, según explica Don Balón en una de sus informaciones confidenciales. El nuevo entrenador del Chelsea sólo tiene entre ceja y ceja superar a su maestro y mentor, demostrando ser un alumno tan aventajado como envidioso y rencoroso.

Y es que, al parecer, la relación entre los dos entrenadores lusos no finalizó de la mejor manera. No se sabe que afrenta puede alegar el técnico blue por parte de Mourinho, pero desde su llegada al Chelsea se ha podido comprobar que Villas Boas utilizará los millones de Abramovich de la mejor manera posible para tratar de importunar a su compatriota en el banquillo merengue.

En primer lugar, fue el caso Coentrao. André Villas Boas puso al carrilero luso como una de sus preferencias, a pesar de que el lateral zurdo no es una de las prioridades del actual Chelsea. El club londinense ofreció al Benfica los 30 millones que pedía, mientras que al jugador le presentó una oferta que le doblaba el sueldo prometido por el Madrid. Sin embargo, la personalidad de Coentrao y su prioridad de vestir de blanco dieron con la puerta en las narices del Chelsea.

Más tarde se conoció el interés de los londinenses en Di María y en Pepe. Dos hombres fundamentales en los esquemas de Mourinho que todavía no han definido su futuro. El primero porque reclamó públicamente una subida de sueldo que de momento no parece que vaya a llegar, y el segundo porque finaliza contrato el próximo 30 de junio y aún no se ha hecho oficial su renovación. Villas Boas pretende pescar en río revuelto, de la manera más mezquina que existe, y todo con el fin de consumar su venganza, más allá de la indudable calidad de los dos hombres tentados por el Chelsea.

Una venganza que de momento parece lejana, pero que no ha hecho más que comenzar. La intención del técnico del Chelsea es hacerse con la posición de Mourinho en el mundo del fútbol, y aunque se confiesa harto de comparaciones, es evidente que la mano del maestro se nota en el alumno. Especialmente en cuanto a ambición, puesto que tratar de batir los registros de Mourinho es una misión casi imposible.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información