Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mou, un mánager a la medida del Real Madrid

  • El luso ha confeccionado una plantilla compensada a su gusto y ha conseguido dar salida a sus excedentes
El técnico de Setúbal ha demostrado que el cargo le viene como anillo al dedo
Defensa Central - D.V. Defensa Central - D.V.

El Real Madrid de Mourinho ha comenzado a convertirse en una máquina perfecta en todos los sentidos. El juego desarrollado por el equipo blanco en el inicio de la temporada demuestra una clara mejoría respecto a la pasada temporada, pero eso no es todo. El nuevo rol del técnico portugués como manager le ha venido como anillo al dedo, hasta el punto de que ha conseguido formar el equipo que, ni más ni menos, él quería.

La salida de Jorge Valdano del club blanco y la nueva posición de Mourinho al frente de la dirección deportiva generó un debate muy intenso acerca de la conveniencia de dejar solo al luso como cabeza visible del proyecto merengue. Pero, tan solo unos meses después, Mou ha demostrado que tiene los suficientes galones como para hacerse cargo de todo.

El portugués no deja nada al azar: desde el estado del césped hasta la negociación de los fichajes del club blanco. Nada se escapa a la mirada de un manager meticuloso y trabajador como Mou. La prueba más evidente ha sido la confección de una plantilla que ha quedado completamente a su gusto. Tanto en materia de fichajes como en materia de salidas.

Mourinho se encargó personalmente de organizar las incorporaciones que tenía previstas para la presente temporada: Sahin, Altintop, Callejón y Coentrao fueron peticiones suyas. Al turco le tenía echado el ojo desde enero, e incluso habló personalmente con él para convencerle. En los otros tres casos, se trata de hombres polivalentes, del estilo que gustan al entrenador. Posibilidades para varias posiciones dentro del terreno de juego, todas ellas con carencias la pasada temporada.

Del mismo modo, la llegada de Varane se explica en su capacidad para aceptar consejos de su círculo de confianza, en este caso de Zinedine Zidane. En el capítulo de fichajes, cabe mencionar también su aportación a la Fábrica con la llegada de Pedro Mendes, pedido expresamente por el técnico de Setúbal con el fin de seguir muy de cerca sus evoluciones y de poder comenzar a darle minutos en el primer equipo.

Finalmente, en materia de salidas, Mourinho ha conseguido deshacerse de todo lo que quería, aunque llegara a marchas forzadas. Pedro León, Gago y Drenthe se marchan cedidos y dejan de ser un problema para el equipo, que a su vez recupera la aportación de Lass. Todo a pedir de boca, ya que el luso sí contaba con el centrocampista galo. No cabe duda que Mourinho ha empezado con buen pie en su nueva situación de manager del equipo. Sólo falta que comiencen a llegar los resultados y los títulos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información