Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cristiano nunca se esconde

  • El delantero marcó y demostró que está en las buenas y en las malas
El delantero marcó y demostró que está en las buenas y en las malas
Diego Vargas Diego Vargas

Cristiano Ronaldo tenía ante la Ponferradina una reválida muy importante para demostrar a los incrédulos que un mal partido no va a cambiar todo lo que ha hecho en el Real Madrid, que no ha sido poco. Precisamente quería demostrar con goles en este arranque de la Copa, el título que el año pasado se consiguió con un gol suyo, que ni mucho menos se esconde. Ni en la citas grandes ni en las 'pequeñas', tal y como se podía calificar el compromiso del club blanco hoy ante una Ponferradina de Segunda División B.

El delantero portugués lo intentó durante los noventa minutos, dejándose la piel por pelear cada balón y teniendo incluso sus más y sus menos con los defensas locales. Hasta que en el minuto 73 conseguía su gol, un gol que suponía el 0-2 para el Madrid y que espantaba los fantasmas del clásico para el portugués, que con este tanto ve recompensado su interés por estar en la cita copera.

El fin de semana tendrá ante el Sevilla una nueva oportunidad para seguir demostrando su valía. El año pasado, el luso logró nada menos que cuatro goles en la visita del Real Madrid al Estadio Ramón Sánchez Pizjuán (2-6). Esta temporada llega con un extra de motivación tras lo ocurrido en el clásico del pasado sábado, a pesar de haber rebajado su ansia con el gol de hoy, que no hace más que demostrar que su hambre está fuera de toda duda.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información