Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡Manos arriba, es un atraco!

  • Los aficionados despidieron al equipo al grito de "manos arriba, esto es un atraco"
Los aficionados despidieron al equipo al grito de "manos arriba, esto es un atraco"
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid es el equipo que más afición arrastra allá por dónde va. Ayer pudo verse una nueva muestra de ello en la visita del equipo a Barcelona, una tierra en la que por suerte también hay madridistas de los buenos. Centenares de ellos recibieron al equipo por la mañana, y a su marcha por la noche los despidieron, mostrándole su apoyo a la plantilla y agradeciéndole la lección de fútbol que le dio al club azulgrana.

El grito más escuchado en el Aeropuerto de El Prat cuando los jugadores abandonaban la ciudad condal fue el de "manos arriba, esto es un atraco", en clara referencia a lo ocurrido en el Camp Nou con el arbitraje de Teixeira Vitienes. Mientras que los culés evitan hablar del árbitro, el madridismo ha mostrado una vez más su hartazgo con los favores recibidos por el equipo de Guardiola, que pasó a semifinales con un nuevo escándalo arbitral casi a la altura del de Stamford Bridge.

El madridismo ya sabe lo que la afición del Chelsea sintió aquella fatídica noche en la que se puso en duda la limpieza del sistema del fútbol continental, al igual que está en duda desde hace años la limpieza del fútbol español. Sea como sea, está claro que la afición merengue tiene muy claro que el ganador moral de la eliminatoria es el Real Madrid y que sólo un juez parcial e injusto decantó la balanza del lado culé.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información