Ir a versión clásica Ir a versión móvil

CR7 y Messi tienen cuentas pendientes

  • Los dos 'cracks' se jugarán la Bota de Oro en los tres partidos que les quedan
Los dos 'cracks' se jugarán la Bota de Oro en los tres partidos que les quedan
Defensa Central Defensa Central

Con tres partidos por jugar y siete puntos de ventaja, el Real Madrid tiene como principal objetivo proclamarse campeón de Liga el próximo miércoles en San Mamés. Si lo consigue, a los blancos le quedarían aún dos jornadas por delante para intentar conseguir varias misiones secundarias, tanto a nivel colectivo como individual. Entre estas últimas está la de hacer que Cristiano Ronaldo repita  el 'Pichichi' y la 'Bota de Oro' conquistados la pasada campaña.

 

 

Esta vez no será nada fácil, pues Cristiano Ronaldo está compitiendo mano a mano con el culé Leo Messi. Ambos llevan en estos momentos 43 goles en la Liga, aunque la realidad debería ser otra. El diario 'Marca', el cual entrega el trofeo 'Pichichi', anota los goles según las actas de los colegiados. Y el árbitro Ayza Gámez le regaló al argentino un gol el pasado 24 de marzo, cuando el Barcelona se imponía por 0-2 al Mallorca. Messi botaba una falta y Alexis Sánchez peinaba el balón ligeramente a la red, pero el trencilla estaba por la labor de ayudar al futbolista culé en su carrera por el nombramiento de máximo goleador español y europeo.

Este error provoca que ahora el portugués y el argentino estén igualados a la cabeza de la tabla de máximos artilleros de manera injusta. La temporada pasada Cristiano ya tuvo que ver cómo algunos le arrebataban un gol de falta conseguido en Anoeta tras un rebote inintencionado en su compañero y amigo Pepe; y ahora ve cómo su máximo rival se ve beneficiado por un detalle similar. Por eso, seguramente el madridista tenga todavía más ganas de repetir la Bota de Oro lograda entonces, merced a los 40 goles que consiguió oficialmente.

Cada uno de ellos tiene tres partidos por delante para superar al otro. Cristiano Ronaldo lo tiene algo más complicado por disputar dos partidos fuera de casa y uno en el Bernabéu. Así, deberá acudir a San Mamés de Bilbao y al Nuevo Los Cármenes de Granada, mientras que deberá recibir en su feudo al Mallorca. Mientras tanto, a Messi solo le queda viajar al campo del Betis y enfrentarse en el Camp Nou al Espanyol y al Málaga. Esto hace que el reto sea todavía más difícil para el portugués, pero seguramente sea un incentivo para acabar la temporada coronándole con la distinción de ser el máximo goleador del Viejo Continente. Sin duda, todos sus compañeros del Real Madrid intentarán ayudarle para que lo consiga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información