Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Paseo plácido de Eriksson por Ámsterdam

  • El sueco tuvo un encuentro tranquilo
El sueco tuvo un encuentro tranquilo
Defensa Central Defensa Central

El colegiado Jonas Eriksson fue el designado para impartir justica este miércoles en el encuentro entre el Ajax y el Real Madrid. Y lo cierto es que el sueco no tuvo que aplicarse demasiado para que el choque transcurriera por los cauces legales, pues los dos equipos protagonizaron una actuación de guante blanco que no pasará a la historia por su polémica.

Como viene siendo habitual en las últimas temporadas, el Real Madrid se impuso con facilidad en el Ámsterdam Arena, de manera que el encuentro no tuvo demasiadas acciones dudosas. En la primera parte la única jugada polémica fue un fuera de juego señalado a Benzema en el minuto 10, pues el francés arrancó en posición muy justa y hay dudas de la ilegalidad de la acción. Por lo demás, destacar la anécdota del choque, ya que hubo que cambiar dos veces de balón en cinco minutos porque los mismos se habían pinchado.

La segunda parte estuvo algo más movida, especialmente por el amago de remontada de los holandeses. En el minuto 57 Michael Essien se llevó la única amarilla del encuentro por dar con la mano un balón que se dirigía a la portería merengue, mientras que en el 64 el equipo blanco reclamó penalti por una caída de Marcelo en el área del Ajax. Pero el sueco no se complicó la vida y dejó seguir el choque, el cual discurrió sin grandes sobresaltos en los minutos restantes.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información