Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ramos, un corazón más que blanco

  • El sevillano lo dio todo por el equipo a pesar de jugar tocado todo el partido
El sevillano lo dio todo por el equipo a pesar de jugar tocado todo el partido
Defensa Central Defensa Central

El segundo capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, es un luchador de los pies a la cabeza. El sevillano no había entrenado en los dos últimos días por unas molestias físicas, pero tal y como reconoció Mourinho se ofreció para jugar en Mallorca consciente de los problemas del equipo en la línea defensiva. El de Camas se dejó la piel en el campo y demostró que para él siempre está el equipo por encima de todo.

Si aún había alguien que a estas alturas se atreviera a dudar del madridismo de Sergio Ramos después del encuentro del Real Madrid en Mallorca deberá hacer frente a la pura realidad. El futbolista sevillano es una de las almas de este equipo, uno de los pilares sobre los que se sostiene el equipo blanco. Por eso mismo, a pesar de las molestias que sentía, Sergio decidió ponerse a disposición del entrenador en un partido vital para las aspiraciones merengues.

Las numerosas bajas en defensa se hubieran hecho notar aún más de no ser por la presencia de Sergio Ramos en el equipo, como lateral derecho. El sevillano actuó en la posición habitual del lesionado Arbeloa, convirtiéndose en el nuevo 'espartano' del equipo. Jugó tocado, con molestias y después de tres días sin entrenar, pero aguantó todo el partido a buen nivel ayudando a que el Real Madrid lograra tres puntos importantísimos. Sin ninguna duda, el corazón de Ramos bombea sangre blanca...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información