Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid de Mou apura hasta el último minuto

  • El equipo blanco marca en los minutos finales en la mitad de los partidos que juega
El equipo blanco marca en los minutos finales en la mitad de sus partidos
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El pasado 18 de septiembre José Mourinho comentaba ante los medios de comunicación que "esto es el Real Madrid, esto es el significado del Real Madrid y del señorío, porque el señorío no es una filosofía barata, sino morir en el campo como lo han hecho hoy mis jugadores". Los suyos acababan de remontar en los cinco minutos finales de partido un 1-2 en contra ante el Manchester City, dando todo un ejemplo de garra y lucha que se ha repetido en numerosas ocasiones esta temporada.

 

 

Y es que el Real Madrid asegura espectáculo hasta el último minuto de los partidos. Con el equipo blanco nunca se sabe cuándo puede llegar el gol, pues de los 18 encuentros que ha disputado hasta el momento, en la mitad de ellos ha marcado uno o más goles en los últimos diez minutos de choque. En cinco duelos de Liga el conjunto blanco ha visto portería en el tramo final de los mismos, algo que ha sucedido también en tres de sus cuatro partidos de Champions, así como en el de Copa del Rey y en el de Supercopa que disputó en el Camp Nou.

De hecho, esta tendencia de esperar a los minutos finales se está acentuando en las últimas semanas. En Liga, en los tres últimos encuentros el Madrid ha marcado a partir del minuto 80, pues ante el Mallorca Callejón hizo el quinto en el descuento (0-5), frente al Zaragoza fueron Essien y Modric los que redondearon el marcador (4-0) y contra el Levante Morata dio la victoria al equipo con su cabezazo en el minuto 83 (1-2). Antes, en el partido ante el Deportivo (5-1) Cristiano también había perforado el marco rival en el 82.

Se trata de una tendencia liguera que en Champions se ha convertido casi en costumbre. En el mencionado duelo ante el City los blancos remontaron con dos goles (Bezenma y Cristiano) en los últimos cinco minutos; mientras que contra el Ajax Cristiano también sentenció marcando el cuarto en el 81 (1-4). Posteriormente, en el duelo ante el Borussia del Bernabéu sería Özil el que empataría a dos a última hora. Y en la Copa y la Supercopa, más ejemplos de ello. Ante el Alcoyano Benzema anotó el 1-4 en el minuto 88; mientras que en el encuentro de ida de la Supercopa Di María marcó un tanto fundamental en el 85 al aprovechar un error de Víctor Valdés (3-2).

En total, han sido once goles repartidos en nueve partidos. Goles que han valido dos puntos de Liga y cuatro de Champions, además de una Supercopa y una clasificación casi segura en la Copa. Datos espectaculares que demuestra que el rendimiento del Real Madrid es máximo durante los 93 ó 94 minutos que suele durar cada encuentro. Al conjunto blanco no se le puede dar nunca por muerto, pues la épica está escrita en sus genes y Mourinho lo sabe mejor que nadie.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información