Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Di María pone a prueba al Comité

  • Gerard Piqué no recibió sanción alguna por acusar a Velasco Carballo de expulsarle premeditadamente
Según indican los antecedentes, el argentino debería librarse de la sanción
Defensa Central Defensa Central

A lo largo de las últimas temporadas, los agravios comparativos entre Real Madrid y Barcelona en cuanto a arbitrajes, sanciones y castigos de los Comités están reflejando un claro favoritismo hacia los azulgrana. El Comité Técnico de Árbitros informó este miércoles que Di María será denunciado ante el Comité de Competición por sus declaraciones en rueda de prensa el pasado lunes. Mirando los antecedentes, todo hace pensar que el argentino no recibirá ningún castigo... ¿O sí?

 

La pasada temporada, Gerard Piqué acusó al árbitro Velasco Carballo de premeditación después de que éste le expulsara en el partido ante el Sporting de Gijón en el Camp Nou. El central catalán aseguró que el colegiado madrileño tenía la intención de mostrarle la cartulina roja antes de que cometiera la acción que desencadenó su expulsión. Sus palabras levantaron gran polvareda y Sánchez Arminio, presidente del Comité de Árbitros, aseguró que denunciaría a Piqué ante Competición.

Efectivamente, hubo denuncia para el zaguero azulgrana, pero de poco sirvió. Piqué se libró de cualquier tipo de sanción o multa económica, ya que el Comité de Competición alegó que no se apreciaba "entidad y un ánimo suficientes por parte del jugador para poderlas ubicar dentro de los supuestos sancionables contenidos en el Código Disciplinario de la RFEF". En este caso, Di María aseguró que "hay errores que no son errores", sin dar ningún nombre. Sin embargo, el Comité de Árbitros decidió denunciarle con la intención de que Competición castigue al argentino.

Con el cambio de Comité, todo es posible. Pero lo cierto es que si las palabras de Piqué no fueron merecedoras de ningún tipo de castigo, las de Di María tampoco deberían recibirlo. Aunque, como siempre, en este tipo de casos entran los agravios comparativos. Y es que si Ramos recibió un castigo de cuatro partidos por llamar "sinvergüenza" a Ayza Gámez y Oier sólo dos por amenazar a un árbitro físicamente de este Comité se puede esperar cualquier cosa...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información