Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Craso error: el Barça desecha a Palacio por no ser mediático

Luciano Sabatini Luciano Sabatini


Rodrigo Palacio es uno de los estiletes de Boca Juniors, de esos jugadores que llevan manteniéndose varias temporadas pese al desmantelamiento del equipo xeneize, y que paradójicamente mantiene a su vez el nivel del equipo entre los grandes de Argentina. Varios clubes europeos se habían fijado en este rápido y escurridizo extremo, aunque el Barça parecía haberse llevado el gato al agua.

Los culés habían firmado un precontrato con el jugador en enero de este año para hacer efectivo el fichaje durante este mercado veraniego. Pero la inestabilidad del club y la delicada situación de Laporta ha truncado el traspaso por una inaudita razón. Y es que desde la directiva azulgrana se cree que se debe traer un delantero de renombre, que deslumbre a las masas si es que se trae a alguien, un Drogba, un Ronaldo, un Arshavin, un nuevo Etoo, y claro, el perfil bajo de Rodrigo Palacio no parece encajar en ese perfil de estrella mediática.

El precontrato que unía ambas partes fue firmado en una reunión en la que estuvieron presentes Joan Patsy, representante del Barça, Roberto Depietri, agente de Palacio, José Ramón Palacio, padre de Rodrigo, Pedro Pompilio, presidente de Boca, y el propio jugador. Txiki Begiristain dió su visto bueno a la operación por unos 15 millones de euros.

Otra nefasta acción del Barcelona, que va a dejar escapar a una de las pocas joyas que queda en el fútbol argentino, además un jugador diferente, que le gusta moverse pegado a la cal y hacer grande el campo. Palacio ha llegado a rechazar una cuantiosa oferta del Lazio en este tiempo esperando al Barcelona, que ahora le da la espalda con lo que su contratación queda abierta para otros clubes europeos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información