Historia


¿Existió realmente el 'fantasma de Colditz'?

¿Existió realmente el 'fantasma de Colditz'?

Sí, aunque no fue un 'fantasma' como tal. Jack Best era un piloto de la Royal Air Force, el ejército del aire británico, capturado por los alemanes en 1941, en plena II Guerra Mundial, y encerrado con muchos otros compañeros en el castillo de Colditz. El mismo estaba situado en el este de Alemania, cerca de Dresde, y había sido transformado en prisión de alta seguridad para oficiales enemigos. El 5 de abril de 1943 escapó, pero no del castillo, sino de su celda: desde entonces sobrevivió escondiéndose en los armarios, habitaciones y falsos techos del edificio, sin que los rastreos de las tropas alemanas fueran capaces de encontrarle. Por ello se ganó el apodo del 'fantasma de Colditz'.

 

Durante ese tiempo se dedicó a diseñar un avión ultraligero a partir de barrotes, tablones y las piezas de un fonógrafo viejo con el que pretendían fugarse del castillo, llegar a algún pueblo cercano, y a partir de ahí, viajar en tren a la Suiza libre. Aunque el avión al final no fue necesario, ya que los Aliados liberaron el castillo antes de que el proyecto estuviera terminado.