Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Obama no es Superman"

  • Lissavetzky no cree que el presidente sea decisivo para Chicago 2016
Lissavetzky no cree que el presidente sea decisivo para Chicago 2016
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, restó importancia a la elección de Barack Obama como factor decisivo en la adjudicación de la sede de los Juegos Olímpicos del 2016, a los que aspira Madrid, al afirmar que "Obama no es Superman". "No creo que Chicago sea favorita por eso", afirmó. "Hay otros factores como el hecho de que Madrid tiene ya el 77 por ciento de las instalaciones hechas. Ese es el gran aval, además de los 15.000 millones de euros que pone el Gobierno español. Obama no es Supermán y no creo que sea tan decisivo".

"De todas formas", añadió Lissavetzky, "me habría encantado que en el momento de la elección de sede hubiera estado de presidente Bush, aunque hubiera sido malísimo para el mundo". El secretario de Estado tampoco piensa que la candidatura de España al Mundial de fútbol 2018 pueda perjudicar a Madrid 2016. "El Mundial de fútbol es una apuesta que el Gobierno apoya, pero todos los países con candidaturas olímpicas aspiran también al Mundial de fútbol: Madrid, Tokio, Río e incluso Chicago. Pero nuestra apuesta fundamental es, sin duda, los Juegos Olímpicos".

A este respecto, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que estaba presente en el desayuno de prensa del Foro Nueva Sociedad, recordó que "las fechas de elección de las dos sedes (Juegos y Mundial de fútbol) son sucesivas, no simultáneas". "Madrid 2016", aseguró Lissavetzky, "sería un estímulo impagable para el deporte español en el siglo XXI, como lo fue Barcelona'92 en su día, y creo que hemos hecho los deberes. El Gobierno ha proporcionado las garantías exigidas por el COI y se ha comprometido a facilitar las instalaciones de titularidad pública".

Lissavetzky recordó que el Gobierno aportará 14.761 millones a la candidatura olímpica madrileña y garantizará que los Juegos se desarrollen "en paz y seguridad", para lo cual ha destinado una partida de 550 millones de euros. "A ocho meses vista del 2 de octubre (elección de sede en Copenhague), existen fundadas razones para la esperanza porque, como bien ha dicho Juan Antonio Saramanch, "la crisis rechaza los proyectos virtuales, y el de Madrid es real".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información