Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El "Jaked" sucede al LZR en "el trono" de los bañadores

  • NATACIÓN-CAMPEONATOS ESPAÑA
NATACIÓN-CAMPEONATOS ESPAÑA
EFE EFE

El "Jaked", un bañador ideado y elaborado en Italia de forma casi artesanal en sus comienzos, ha sucedido al LZR de Speedo en "el trono" de los bañadores de competición. Durante el primer trimestre de 2008 en el mundo de la natación no se hablaba de otras cosa más que de bañadores. Una nueva prenda, el LZR, había aparecido entonces y hacía que cayeran uno tras otro las mejores marcas mundiales, europeas o nacionales.

Una polémica surgía entre nadadores, entrenadores, federativos y técnicos: hasta dónde es lícito competir con un bañador superior al de tus rivales; hasta dónde debe llegar la evolución técnica en un deporte como la natación. Unos opinaban: es como si en la Fórmula Uno se cortara la evolución tecnológica o como si Rafa Nadal jugara con la raqueta de Manolo Santana. Y añadían el bañador es un factor más y no nada solo.

Los otros: gana quien pueda pagarse un bañador de los buenos. O se preguntaban: ¿Qué pasará en las competiciones júnior o de edades? Para éstos, la competición estaba adulterada.

Tras la extraordinaria cantidad de récords batidos en agosto en los Juegos Olímpicos de Pekín y el margen por el que se superaban algunos de ellos, la influencia de los bañadores quedó clara. El año se cerró con un centenar de mejores marcas mundiales entre todas las especialidades. Algo nunca vista hasta ahora.

2009 ha comenzado con la misma tónica, incluso superior. En los Campeonatos de España disputados del 2 al 5 de abril en el Centro Acuático de Málaga se han batido veinticuatro récords nacionales. Al margen de la extraordinaria piscina del Centro Acuático de Málaga, técnicos y nadadores coinciden al afirmar que la influencia es innegable y que todos los que usan la nueva prenda se deberían poner dos segundos más.

Algún nadador, un espaldista, que ha estado recientemente sin competir, afirmó a EFE: "He tenido que 'aprender' a nadar de nuevo'".

Otro considera que, sobre todo, beneficia a los espaldistas y bracistas. En la segunda jornada de los Campeonatos de España el récord nacional de los 50 espalda cayó en tres ocasiones consecutivas: series, semifinales y final, con Eloy Sánchez, Miguel Rando y Aschwin Wildeboer, respectivamente.

Las palabras de Aschwin Wildeboer tras batir el récord de Europa de los 100 espalda ayer son las más claras: "Estoy triste porque ahora no es ni de lejos mi mejor estado de forma y me paro a pensar y digo: qué haría con un bañador como este en mi mejor estado de forma".

"Yo no sé si otros nadadores lo notan tanto, pero en mi caso lo noto mucho, y tal y como lo hacemos nosotros, lo hace el resto el del mundo, por lo tanto a las marcas hay que darles valor", explicó.

La Federación Internacional de Natación (FINA) se reunió en marzo en Dubai para afrontar el problema y ha restringido levemente ciertos aspectos de los bañadores: no se puede utilizar más de uno y no pueden cubrir el cuello, los brazos y los tobillos. Muchos creen que se ha quedado corta y que, de hecho, todo sigue igual.

La FINA no ha tocado todavía una de las claves: el tejido impermeable y su extensión en los bañadores. La federación internacional ha pospuesto para 2010, con unos Mundiales el próximo julio en Roma, la vigencia de una norma que prohíbe que el material impermeable exceda del 50 por ciento de la superficie total del bañador. El "Jacked" morirá entonces tal y como se conoce ahora.

"Las marcas de ahora el año que viene no valdrán. El problema es que algunos entrenadores se creen que sus nadadores bajan los tiempos por ellos", explicó a EFE en Málaga uno de los técnicos españoles de mayor prestigio.

Wildeboer, siempre humilde, es muy claro: "Hay que hablar de marcas 'Jacked' y marcas personales". Y añade que el problema puede ser para algunos nadadores jóvenes cuando el año que viene vean que ya es imposible repetir las marcas de 2009.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información