Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La apisonadora blanca se acerca al título ACB

  • El Real Madrid pone el 1-2 gracias a un gran partido de Sergio Llull
Sergio Llull Sergio Llull
Sergio Llull
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

Victoria clara del Real Madrid en el tercer partido de la final de la Liga ACB ante el FC Barcelona Lassa por 91-74, donde un Sergio Llull decisivo y un Rudy Fernández inspirado, dejan la posibilidad este miércoles de ser campeones de liga.

El gran acierto desde el perímetro, clave en el cuarto (29-21)

Bajo una presentación que nos recordaba a lo que ayer vimos en Oackland, el tercer partido de la final de la Liga ACB empezaba con un triple del francotirador, Jaycee Carroll, desde la esquina. El Madrid quería correr y de nuevo desde el triple, Thompkins castigaba a lo que respondía Satoransky. Las alarmas se encendían cuando Carroll tenía que abandonar el partido por una torcedura en el tobillo izquierdo, la preocupación estaba presente en el banquillo blanco.

El Real Madrid se encontraba muy cómodo en ataque, convirtiendo gran parte de los tiros, mientras, los de Xavi Pascual se centraban en buscar a Tomic en el interior de la zona y a Satoransky en el exterior, pasado el ecuador del primer cuarto, sólo ellos dos habían anotado en el Barcelona Lassa. Dos malas elecciones de tiro del Real Madrid permitían al Barcelona ponerse por delante (14-15) a falta de menos de cuatro minutos, una jugada de Rudy devolvía de nuevo el liderazgo a los de Pablo Laso y de nuevo otro triple de Trey Thompkins levantaba a un Palacio entregado a los suyos. Dos triples consecutivos de Rudy y Sergio Rodríguez hacían llegar la máxima diferencia del partido (28-20). El cuarto concluyó con un tiro lejano de Rudy que no entró.

Un cuarto brusco, pero sin perder la efectividad (54-41)

El partido entró en una fase de dureza en forma de faltas por parte de ambos equipos que despertaba los aplausos y abucheos de un Palacio que no dejaba de animar. El “Chacho” percutía por dentro de la zona, Tomic hacía lo propio en el aro madridista y Llull devolvía el golpe con otra canasta a tabla, volvía la anotación y la diferencia se mantenía en torno a los diez puntos. El Barcelona Lassa se acercaba al marcador por medio de los tiros libres, pero Luka Doncic se sacó una jugada de 2+1 que no pudo completar, pero quién si completó un triple fue el Chapu Nocioni, sus primeros puntos del partido levantaban al público y al equipo, volvía la máxima diferencia.

El Barça Lassa no encadenaba buenos ataques y eso lo aprovechaba el Real Madrid para seguir abriendo brecha, un canastón de Doncic ante Satoransky ensordecía el Palacio, un Palacio que coreaba el nombre de Sergio Llullcuando materializó un 2+1. Se veía a un Real Madrid muy serio y concentrado en defensa, algo a lo que los de Pascual sólo respondían con faltas y tiros libres. El Chapu se encontraba cómodo desde el triple, Llull y Ayón se compenetraban a la perfección y al descanso el Real Madrid se iba con una ventaja holgada

El Real Madrid, una apisonadora (77-58)

La segunda parte comenzó con un parcial de 0-6 para el Barcelona Lassa, el Real Madrid tardó dos minutos y medio en conseguir su primera canasta en el cuarto. Parecía que tras el descanso, los de Xavi Pascual veían el aro mas grande, pero el Real Madrid despertó sobre todo con un robo de Jeff Taylor a Satoransky que acabó con el mate del americano.

Aparecía la “bomba” Navarro con sus primeros puntos en el partido, dos triples que acercaban al Barcelona a seis puntos, pero de nuevo la pillería, en este caso de Rudy, con un mate y posteriormente con un triple levantaba al público de sus asientos. El Madrid era una apisonadora, Maciulis y Thompkins anotaban, Llull abría los brazos ante el público y el Palacio era una fiesta. El tercer cuarto acabó con un Real Madrid intratable desde el triple y con la sensación de superioridad que da jugar enchufado, tanto en defensa como en ataque.

Llull finaliza un cuarto tranquilo, el miércoles puede haber alirón (91-74)

Los últimos diez minutos de este tercer partido de la final iban a estar cargados de tensión, el Real Madrid, manteniendo esa ventaja del tercer cuarto, y el Barcelona jugando con un tiempo que le era cada vez más lejano. No estaba siendo un cuarto de anotación, pero cada minuto que pasaba, la victoria se iba quedando más cerca del lado blanco. Aun así, el Barça Lassa reducía ligeramente la ventaja, aunque esta no bajaba de los diez puntos. El Real Madrid superaba la barrera de los ochenta puntos con un triple de Llull, en defensa, tanto Ayón como Nocioni no dejaban un rebote ofensivo a los blaugrana, sin embargo, se volvían a poner cerca de los diez puntos; el público lo sabía y animaba.

La diferencia marcó un último cuarto donde el Real Madrid bajó la intensidad, el Barcelona Lassa llegaba a ponerse a diez puntos y a presionar en toda la pista. El Real Madrid aguantaba la posesión y Llull con un tiro de media distancia y un triple dejaba el partido sentenciado, el Palacio rendido al 23 y el Real Madrid que puede ser campeón de liga este miércoles des de las 20:30.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información