Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gasol: "Éste es nuestro momento"

  • El español, cerca de ganar el anillo de la NBA
El español, cerca de ganar el anillo de la NBA
EFE EFE

Pau Gasol y los Lakers vuelven a la Final de la NBA en busca del anillo que los Celtics de Boston les denegaron el año pasado. El ala-pívot vuelve a aspirar, esta vez frente a los Magic de Orlando, a ser el primer español en lograr la hazaña. "Éste es nuestro momento", dijo en una entrevista con Efe. "Esperemos que a la segunda vaya la vencida", comentó el jugador a la salida del entrenamiento de su equipo este lunes, en el Toyota Center de El Segundo (Los Ángeles). "El anillo es nuestro objetivo y estamos preparados para ello; tenemos grandes opciones de conseguirlo y esperamos aprovecharlas", agregó.

El conjunto californiano emprende el camino hacia el título este jueves en el Staples Center, donde se disputarán los dos primeros partidos de esta eliminatoria, al mejor de siete encuentros. "Estoy con ganas e ilusión de jugar la Final y de llegar a buen puerto", confesó el español. "Siento que éste es nuestro momento, sin duda, pero vamos a tener que luchar muchísimo e ir a por todas", continuó Gasol, para quien ganar el título supondría "una felicidad enorme". "El anillo sería tal satisfacción que no sé ni cómo me podría llegar a sentir", admitió el jugador, de 28 años, en su segunda temporada con la franquicia angelina. "Espero poder vivirlo, sentirlo y tenerlo delante de mí", añadió.

Los Celtics de Boston se impusieron en la Final de 2008 por 4-2, tras un último partido que resultó ser toda una humillación (131-92). Esta temporada, los de Massachusetts cayeron en segunda ronda de las eliminatorias por el título precisamente ante los Magic. "El año pasado fue todo sobre la marcha, era todo muy bonito y muy nuevo, pero creo que no estábamos preparados para ganar a Boston", admitió el internacional español, quien considera que el duro trayecto que ha tenido su equipo hasta llegar a la Final va a resultar beneficioso. Los Lakers primero tumbaron fácilmente a los Jazz de Utah por 4-1, pero después tuvieron que emplearse a fondo ante los Rockets de Houston (4-3) y los Nuggets de Denver (4-2). "Ahora estamos bastante mejor a nivel mental y a nivel físico, hemos sufrido más en los 'playoffs' y eso creo que nos ha hecho más fuertes", comentó Gasol, que lleva nueve partidos seguidos aportando un "doble-doble" (dobles dígitos en dos de los cinco apartados cuantificables del juego) a su equipo.

Enfrente esperan los Magic de Orlando, en su segunda aparición en una Final de la NBA, aunque ninguno de los componentes de su actual plantilla ha alcanzado antes esta cota. "Tienen armas muy potentes, lo han demostrado y por eso están en la Final", dijo Gasol. "Van a ser un rival muy duro y presentan muchas dificultades a nivel de emparejamientos, pero vamos a intentar sobreponernos", explicó el español. Para frenar a Dwight Howard, el pívot titular de los Magic y la razón principal por la que su equipo despachó a los Cavaliers de LeBron James en la Final del Este, los Lakers dispondrán de Andrew Bynum, DJ Mbenga y Josh Powell, además del propio Gasol. "Es un jugador único", manifestó el español, a quien más que lo que pueda dar de sí su rival, lo que le preocupa es que los Lakers hagan el juego que deben: "Si nos concentramos en mover el balón y jugar en equipo, creo que nuestras opciones mejoran", advirtió.

Eso es lo que ocurrió en los últimos dos partidos de la serie frente a los Nuggets de Denver y lo que el jugador espera que suceda de nuevo a partir del jueves. "No hace falta que haya un tercer jugador que destaque mucho", declaró en alusión a su propio trabajo, el de Kobe Bryant y la aportación extra que reciben los Lakers de gente como Trevor Ariza, Lamar Odom o Bynum. "Simplemente queremos que tres o cuatro jugadores estén más involucrados en el juego, eso es lo que nos da la ventaja", sostuvo Gasol, que en los últimos días ha dejado claro su peso dentro del vestuario.

Siempre prudente en sus manifestaciones, no dudó en alzar la voz a la hora de reclamar mayor protagonismo para el juego interior a raíz de la derrota en el Staples Center que igualó la eliminatoria contra Denver (1-1). Desde entonces, las cosas parecen haber cambiado. "No es casualidad", admitió el español. "Es algo que se habla en el vestuario y que se si se comenta a la prensa pues quizá llega más o tiene un poquito más de repercusión a nivel de equipo", agregó. Puede que Bryant y el veterano base Derek Fisher sean los capitanes del equipo, pero Gasol sabe que él también lleva los galones en esta franquicia. "De vez en cuando sí hay que dar toques de atención para que todo el mundo esté centrado y hagamos lo que tenemos que hacer en la pista para ganar", concluyó.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información