Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pau Gasol brilla, vence y da otro aire a los Lakers

  • NBA: LAKERS 108-93 BULLS
NBA: LAKERS 108-93 BULLS
Defensa Central Defensa Central

Tras más de un mes lesionado, Pau Gasol debutó de forma brillante esta temporada, al convertirse en el líder de la victoria de los Lakers de Los Ángeles frente a los Bulls de Chicago (108-93) y dar otro aire a su equipo, al que imprimió movilidad en ataque y aplomo en defensa.

El ala-pívot español fue el máximo anotador del duelo, con 24 puntos. Además aportó 13 rebotes y tres asistencias, en tanto que Kobe Bryant sumó 21 tantos, nueve rebotes y ocho asistencias. Por los Bulls destacó Derrick Rose, con 20 tantos y seis asistencias, a pesar de su nefasta primera mitad. El Staples Center recibió con una ovación de gala a Gasol y el jugador devolvió el cumplido con creces. Saltó a la cancha de titular y como si no hubiera estado lesionado. Suyos fueron los primeros puntos del partido, tras un rechace a un tiro bajo aro fallado por Andrew Bynum.

Ficha técnica:

108 - Los Ángeles Lakers (25 28 31 24): Fisher (12), Bryant (21) Artest (15), Gasol (24), Bynum (11) -cinco inicial-, Odom (11), Vujacic (-), Farmar (8), Brown (2), Powell (-), Morrison (2) y Mbenga (2).

93 - Chicago Bulls (19 23 25 26): Rose (20), Salmons (18), Deng (6), Gibson (4), Noah (12) -cinco inicial-, Hinrich (8), Pargo (2), Hunter (-), Johnson (8) y Miller (15).

Árbitros: Callahan, Philips y Poole. Sin expulsados.

Incidencias: Partido de temporada regular disputado en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 18.997 espectadores. Lleno.

Instantes después convirtió una bandeja con una preciosa extensión en contraataque y así, a los siete minutos de juego, cuando Phil Jackson decidió darle un respiro, el ala-pívot ya firmaba 10 puntos y cuatro rebotes. A todo esto los Bulls afrontaban el duelo sin miedo, encomendados a su endiablada velocidad, la energía de Joakim Noah y el desparpajo ofensivo de John Salmons, aunque los Lakers se fueron por delante al término del primer cuarto (25-19). Las cosas pintaban bien para los locales, muy centrados y sin necesidad de que Bryant reclamara el protagonismo ofensivo. Un pequeño estirón justo antes del descanso, con cinco puntos seguidos de Derek Fisher, que aprovechó una mala racha en el tiro del conjunto de Chicago, puso el marcador en 45-33.

Los Bulls acusaban el flojo partido de su estrella, el base Derrick Rose, que acabó la primera parte con 2/11 en el tiro. Eso provocó que Salmons tomara el mando con 18 puntos, pero el escolta no volvería a anotar en todo el partido. Se abrió la segunda mitad con un parcial de 8-0 (61-44) y Bryant sobrepasó una barrera histórica, al colocarse en la segunda posición de la lista de máximos anotadores de la franquicia californiana, tras superar los 24.177 puntos de Kareem-Abdul Jabbar. Sólo le queda por delante el mítico Jerry West, con 25.192 puntos.

Para entonces el partido seguía muy decantado para los angelinos, que llegaron a contar con 20 tantos de renta (84-64), tras triple de Ron Artest, a escasos segundos para llegar al último periodo, que sólo sirvió para aumentar la desidia y los despropósitos de los Bulls. Al final todo el quinteto titular de los Lakers superó los dobles dígitos en anotación, mientras que el conjunto de Vinny del Negro acusó la escasa aportación del banquillo, en el que sólo dos jugadores superaron los diez minutos en pista. Y mientras en los Lakers todo eran alegrías. Saben que ya tienen la pieza que les faltaba para alcanzar el engranaje perfecto.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información