Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ayer fue el día de Reyes

  • El pívot blanco volvió a las pistas
"Me he encontrado muy bien"
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

Que ayer fue el día de Reyes podría ser una perogrullada, sin embargo no se trata de los Reyes Magos de Oriente, sino de Felipe, el pívot madridista, que ayer volvió a las pistas después de superar su lesión.

El pasado 26 de diciembre justo antes de medirse al Barcelona, Felipe Reyes sufrió una fractura en el arco cigomático izquierdo, motivo por el cual ha estado un par de semanas en el dique seco en las que se ha perdido los últimos compromisos del Real Madrid en ACB. Sin embargo, ayer reapareció con sus compañeros ante el EWE Baskets Oldenburg, eso sí, ataviado con una máscara para proteger su rostro, pero en un estado de forma excepcional.

“El miedo que tenía era haber perdido el ritmo que había conseguido después de la anterior lesión durante esta semana" confirmaba el pívot blanco tras la victoria que le permite seguir líder de su grupo en la Euroliga. "Pero me he encontrado muy bien físicamente. Es cierto que jugar con la máscara es bastante incómodo, pero es lo que hay que hacer”.

Sin embargo, el capitán madridista también reconoció que aún le falta un poco para encontrarse al nivel al que tiene habituado al madridismo. "Estoy contento por el partido, sobre todo por el trabajo en defensa. En ataque, aún me falta confianza y tengo que afinar un poco más. Estoy fallando cosas que normalmente no tendría que errar”. El sábado ante el Suzuki Manresa (18:00), Felipe tendrá una nueva oportunidad de retomar sensaciones.

FOTOS: realmadrid.com (David Anchuelo)

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información