Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Sporting se adjudicó trofeo ante el Milán

EFE EFE
El Sporting se adjudicó la décimo cuarta edición del trofeo Villa de Gijón al superar por 2-0 a un Milán que vino sin sus principales figuras y que apenas cumplió el expediente ya que los locales pusieron muchas más ganas y también mejor fútbol lo que dejó satisfecha a su afición a una semana para el comienzo de una liga en la que los gijoneses lo tendrán mucho más complicado que esta tarde.

El entrenador del Sporting, Manolo Preciado, decidió dar un homenaje a los futbolistas que habían logrado el ascenso y la alineación inicial estuvo compuesta por los hombres más habituales a lo largo de la pasada campaña con el único cambio de Sergio Sánchez, el portero suplente, que hoy salió de titular tras la marcha de Roberto al Osasuna.

Por su parte Carlo Ancelotti, que volvía a El Molinón 21 años después de haberlo hecho como jugador, no desplazó a varias de sus estrellas como Kaká o Gattuso pero sí al grueso de su primer equipo ya que al igual que los gijoneses este es su último partido de pretemporada antes de afrontar una nueva liga.

El partido comenzó con dominio territorial de los milanistas que dispusieron de las dos primeras ocasiones de marcar en los minutos 8 y 12 ambos a cargo de Paloschi que las desperdició en especial la primera de ellas en las que encaró franco a Sergio Sánchez.

La primera aproximación local a la meta rival no llegó hasta el minuto 20 cuando Pedro centra sobre la entrada de Barral que no llega gracias a una providencial llegada de Maldini que envía a córner pero esta jugada no fue sino el prolegómeno de unos minutos en los que los rojiblancos encerraron al Milán en su área.

Barral siguió demostrando que afronta el inicio de temporada en una espléndida forma y adelantó a su equipo al rematar un buen centro de Michel ante una defensa que se vio sorprendida por el remate del delantero rojiblanco lo que provocó el delirio en El Molinón.

Michel pudo haber marcado el segundo para el Sporting pero remató de cabeza alto un balón cuando se encontraba prácticamente sólo ante Abbiati, jugada que espoleó un tanto al Milán que trató de nivelar el marcador sin conseguirlo no sin que antes Paloschi se encontrara de nuevo con Sergio Sánchez en un nuevo mano a mano.

La defensa rojiblanca, la línea que más dudas había ofrecido a lo largo de toda la pretemporada, comenzó un tanto nerviosa pero luego se fue asentando en el terreno de juego ante un rival que, aunque dejó en Italia a sus principales figuras, demostró que tiene una plantilla de enorme calidad.

Tras el descanso se produjeron numerosos cambios, cinco en los locales y tres en los visitantes que salieron dispuestos a enderezar el marcador pero se encontraron con dos rápidos contraataques del Sporting que les frenó un tanto sus acometidas.

El encuentro bajó notablemente de calidad e intensidad debido al rosario de cambios ordenados por Preciado que en tres tandas dio entrada a un equipo totalmente nuevo.

Seedorf se ganó un fuerte abucheo del público tras una entrada al joven José Ángel en el centro del campo en la que vio la tarjeta amarilla pero no fue nada con la que se llevó Muñiz Fernández tras dejar sin señalar lo que apreció un claro agarrón a Luis Morán dentro del área en el minuto 73 tras una buena combinación rojiblanca.

El Milán, que también entró en el carrusel de cambios, buscó un juego más directo y gozó de algunas oportunidades resueltas a veces con suerte y otras con acierto por la zaga local.

El delirio volvió a las gradas tras un gran gol de Mate Bilic en falta directa superando la defensa y a un estático Abbiati lo que suponía el estreno goleador del delantero croata que hasta ahora estaba negado de cara a puerta.

El Sporting comenzó a gustarse y bailar a su rival llegando con bonitas y rápidas combinaciones que no eran aprovechadas en los metros finales mientras que los "rosoneros" ponían más ímpetu que cabeza en sus acciones y tampoco lograban acciones positivas.

El último cuarto de hora sirvió de tarjeta de presentación a jugadores como Maldonado o Carmelo, llegados esta para reforzar el intento de los gijoneses de mantener la categoría y que ofrecieron acciones que agradaron a la afición.

En definitiva segunda visita del Milán a El Molinón y segunda derrota aunque para los aficionados locales siempre quedará en el recuerdo aquella de 1987 cuando la victoria ante el conjunto de Silvio Berlusconi fue en la Copa de la Uefa.

Ficha técnica

2-Sporting: Sergio Sánchez (Cuellar m 45), Sastre (Raúl Cámara m 58), Iván Hernández (Gerard m 62), Jorge, (Neru m 58), Canella (José Angel m 62), Michel (Andreu m 58), Matabuena (De Lucas m 62), Pedro (Luis Morán m 45), Kike Mateo (Carmelo m 45), Diego Castro (Maldonado m 45) y Barral (Bilic m 45).

0-AC Milán: Abbiati, Zambrotta, Maldini (Favalli m 45), Kaladze (Bonera m 45), Jankulovski (Antonini m 67), Pirlo, Brocchi, Cardacio (Emerson m 45), Seedorf, Flamini y Paloschi (Viudez m 68)

Goles: 1-0. m.22 Barral, 2-0. m.77. Bilic

Árbitro: César Muñiz Fernández, comité asturiano. Mostró tarjetas amarillas a Flamini (m 7), Seedorf (m 65)

Incidencias: Décimo cuarta edición del Trofeo Villa de Gijón en el que El Molinón registró una gran entrada muy superior a lo que suele ser habitual en los trofeos veraniegos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información