Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid aguanta el pulso 'cabecero' con un partidazo

  • El equipo blanco se impuso al Villarreal por 3-0 en el Santiago Bernabéu.
Karim Benzema Karim Benzema
Benzema celebra el 1-0 FOTO: realmadrid.com
David Jorquera David Jorquera

El Real Madrid saltó al Bernabéu con la clara idea de que en esta jornada no le recortaría puntos a la cabeza de la Liga, por eso era vital que, al menos, la distancia de un punto se mantuviera intacta a eso de las 23.50 horas del miércoles. Además, ya con el partido llegando casi al descanso, se confirmaba que el Atlético también ganaba su partido. Otra razón más para no poder fallar ante el Villarreal.

El Real Madrid, con la presión de tener que ganar

Los de Zidane, que cerraban la jornada de los favoritos, jugaban con la presión de no poder fallar. Tras una travesía dura, con miles de obstáculos y muchos contratiempos, presentarse a falta de cuatro jornadas con un único punto de desventaja era el gran reto del partido ante el Villarreal. Por eso, desde el primer momento se vio a un Madrid centrado, con ganas y con las ideas claras.

Presión arriba de los blancos

Bien es cierto que las ocasiones de gol no aparecían de forma tan clara como en la gran mayoría de los partidos que Zidane ha dirigido en el Bernabéu esta temporada, pero había que tener en cuenta que delante estaba el cuarto mejor equipo de la Liga. En positivo decir que el Madrid tenía el balón y cuando no disponía de él iba arriba para recuperarlo. Cristiano Ronaldo y Benzema llegaron varias veces a presionar al portero Asenjo.

El césped, rapidísimo

A pesar de que el césped estaba muy rápido por la lluvia que había caído en la capital de España lo cierto es que hasta la recta final de la primera parte no llegaron las dos mejores ocasiones de gol del primer acto. Eso sí, con finales distintos. Positivo para el Real Madrid y negativo para el Villarreal.

Cristiano y Benzema, protagonistas del 1-0

Corría el minuto 40 de partido y Cristiano Ronaldo se iba a convertir en protagonista subsidiario del gol de Benzema. El portugués, que encontró un filón en la banda izquierda del ataque blanco, puso un centro al área que fue despejado por Asenjo a la cabeza del delantero francés del Real Madrid. Karim estuvo rápido y ágil para posar la testa sobre el balón, acariciándole lo suficiente para que no se fuera por encima del marco. Gol. El 1-0 llegaba en momento psicológico.



Keylor Navas evitó el empate

Eso sí, el Villarreal tuvo la opción de empatar prácticamente en la jugada posterior al 1-0. Una buena contra de los ‘amarillos’, con parte de la zaga del Real Madrid descolocada, terminó con Denis Suárez algo escorado dentro del área pero con peligro. Su remate, buscando el primer palo, encontró los guantes de un inspirado Keylor Navas que salvaba a los blancos de encajar un gol casi más doloroso por lo psicológico que por lo puramente deportivo. 

El Madrid seguía ‘ahogando’ a su rival

El paso por los vestuarios no cambió demasiado la dinámica del partido. El Real Madrid seguía dominando el balón, lo movía de un lado a otro, y al Villarreal le costaba un mundo poder respirar con el cuero en su posesión. Zidane y sus chicos tenían muy claro que la presión era importante para que el ‘submarino amarillo’ no se encontrarse con sus principios futbolísticos.

Modric y Lucas, cerca del gol

Además, sin ser ocasiones de gol clarísimas, el Real Madrid tuvo varias opciones de hacer el segundo gol del partido. Primero Modric, en un lanzamiento desde fuera del área que no pasó demasiado lejos del palo izquierdo, y más tarde un centro-chut de Lucas Vázquez terminaba por encontrar las manos del portero visitante, Asenjo.

Gran gol de Lucas

El Real Madrid estaba relativamente cómodo en el partido, pero el resultado era demasiado corto. Un 1-0 siempre entraña reservas en el equipo que gana pues cualquier descuido puede terminar en tragedia. Por eso, el 2-0 de Lucas Vázquez fue importantísimo para el equipo blanco. Una arracada del gallego por la derecha terminó con un buen golpeo, pegado al palo izquierdo de Asenjo. Gran gol de uno de los canteranos que siempre que tienen la ocasión cumplen. Una sensación de relax invadió al Bernabéu.

El 3-0, una obra de arte

El resultado empezaba a hacer justicia con lo que se estaba viendo en el Bernabéu, aunque seguía dando la sensación que la superioridad territorial de los blancos podía merecer un premio mejor. Por eso, el golazo de Modric en el 3-0 dio la dosis definitiva de justicia sobre lo visto en el césped del Bernabéu. La acción la inició Benzema en el centro del campo, la aceleró Danilo desde la banda derecha con una buena carrera y un magnífico centro al área, y la remató de primeras Modric con la izquierda.

Cristiano Ronaldo se fue al vestuario solo

Un golazo que le sirvió al Madrid para darle vistosidad a un gran partido que deja las cosas en la Liga como estaban antes de la disputa de la jornada. Lo único que estropeó algo la gran noche blanca fue la salida, por su propio pie, eso sí, de Cristiano Ronaldo hacia los vestuarios. El pulso 'cabecero' se mantiene y el Madrid cada día tiene mejor pinta. 


Ficha técnica

Real Madrid 3: Keylor, Danilo, Varane, Ramos; Marcelo; Kroos (Isco 73’), Modric (James 78’), Casemiro; L. Vázquez (Jesé 83’), Benzema y Cristiano

Villarreal 0: Asenjo; Mario, Bonera, Bailly, Rukavina; Bruno, Dos Santos (Samuel 61’), Trigueros (Rodrigo 73’), Denis Suárez; Adrián (Baptistao 63’) y Bakambu

Goles: 1-0 Benzema (40’), 2-0 Lucas (68’), 3-0 Modric (75’)

Árbitro: Clos Gómez. Amonestó a Trigueros, Danilo, Casemiro.

Estadio: Santiago Bernabéu.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información