Ir a versión clásica Ir a versión móvil

De lindo 'gatito' a perro de presa

  • 1.000 minutos marcan la diferencia entre un gato y el perro de presa que quería Mou
1.000 minutos marcan la diferencia entre un gato y el perro de presa que quería Mou
Defensa Central - D.V. Defensa Central - D.V.

El delantero del Real Madrid Karim Benzema ha crecido progresivamente desde que llegó al Santiago Bernabéu. El francés desembarcó en la capital de España el 1 de julio de 2009 procedente del Olympique de Lyon previo pago de 35 millones de euros. Sus inicios en Chamartín fueron complicados, pero a partir de la pasada temporada Mourinho comenzó a convertirlo en el delantero que buscaba. Hoy, el galo es el perro de presa que el luso pidió en su momento.

En su primera temporada en el Real Madrid, con Pellegrini en el banquillo, el francés anotó un total de 9 goles entre todas las competiciones, 8 de ellos en Liga. El francés no respondió a las expectativas y apenas disputó 1302 minutos en el campeonato liguero, superado constantemente en el puesto de delantero por el argentino Gonzalo Higuaín. Sin embargo, el madridismo siguió confiando en que se repusiera y comenzara a mostrar las cualidades que llevaron al Madrid a su fichaje.

La pasada temporada, ya con Mourinho en el banquillo, no se le vio apenas mejoría. Higuaín seguía partiendo como titular con mayor frecuencia, pero una inoportuna lesión le dejó fuera de combate. Entonces fue cuando Mourinho presionó a Benzema para hacer de él el delantero que necesitaba para el Real Madrid. El entrenador portugués empleó una curiosa comparación para poner las pilas al galo, que definitivamente comenzó a carburar cuando Adebayor llegó a la disciplina blanca. Al final del curso, el francés se había convertido en uno de los hombres importantes del Madrid y había acumulado un total de 1.877 minutos en Liga.

El pasado verano, Benzema comenzó la pretemporada enchufadísimo y a raíz de su buena actitud en el comienzo del curso se ganó la titularidad. Esta temporada, el galo ha disputado un total de 2.242 minutos en Liga, casi 1.000 más que en su primera temporada con el Real Madrid. El gato se ha convertido en un perro de presa, y a Mourinho ya no le da miedo salir a 'cazar' con él. La transformación de Benzema se ha traducido, además, en 21 goles en Liga y un total de 32 en todas las competiciones. Un promedio de 0,62 goles por partido que deja su marca de 2009-10 (0,27) en ridículo. Y lo mejor está por llegar...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información