Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cristian y Borja, el orgullo de los Mayoral

  • Borja ha copiado a su hermano Cristian para crecer en el mundo del fútbol
Reportaje, imagen, Borja Mayoral Reportaje, imagen, Borja Mayoral
Borja y Cristian Mayoral
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Todo jugador necesita un gran apoyo, una persona sobre la que basar su crecimiento a nivel profesional y personal. Borja y Cristian han convivido siempre muy unidos, como uña y carne, pese a que uno es de sangre colchonera y el otro de corazón madridista. Cristian, cinco años más mayor que Borja, impulsó la carrera del nuevo jugador del Wolfsburgo. Para Borja, no hay mayor ídolo en su vida que su hermano Cristian, aunque el ‘maestro’ juegue en el modesto Parla y el alumno sea futbolista del Real Madrid.

Una lesión ‘truncó ‘ una carrera meteórica

Cristian Mayoral apuntaba alto. Era uno de los jugadores con más cartel del fútbol nacional en categorías inferiores. Mientras un pequeño llamaba Borja se empezaba a dar a conocer en la cantera madridista, Cristian estaba a las puertas del primer equipo atlético, pero una lesión le trastocó todos los planes.

Estuvo casi un año parado, fuera de los terrenos de juego, y terminó por salir de la cantera atlética. Decidió ‘resetear’ y comenzar una nueva etapa en el Parla, el club de su ciudad, que le acogió con los brazos abiertos. Porque si algo tienen los Mayoral es orgullo por su ciudad. De hecho, hasta hace escasas fechas, los dos hermanos Mayoral vivían en la localidad madrileña junto a sus padres.

Mayoral y su carrera meteórica en la cantera

Borja ingresó en las categorías inferiores del club desde bien pequeñito. Los técnicos de la casa alucinaron con su capacidad ‘ratonil’ dentro del área, con su habilidad para marcar goles hasta en posiciones complicadas. Nunca fue un hombre poderoso técnicamente, ni siquiera muy rápido pero siempre acababa con una cifra de goles realmente importante. El primer equipo llamó a sus puertas este año. Debutó ante el Levante en el Ciudad de Valencia y lo primero que hizo, fue revolverse, tumbar al defensa y marcar un gran gol desde la frontal del área.

El Wolfsburgo, una gran oportunidad para crecer

La Bundesliga alemana ha sido tradicionalmente un trampolín para los canteranos del Real Madrid. El mejor ejemplo se llama Dani Carvajal. El lateral se marchó al Bayer Leverkusen por la falta de oportunidades en el primer equipo. Mourinho no le quiso y el carrilero tuvo que emigrar para demostrar toda su valía. Una temporada después, regresó al Madrid formado, hecho y convertido en uno de los mejores ‘2’ de Europa. Borja Mayoral quiere seguir el mismo camino, en el Wolfsburgo, un equipo que promulga el fútbol ofensivo y que ha hecho grandes temporadas en los últimos años. Borja quiere ‘salirse’ en la Liga alemana y dedicarle los triunfos a su hermano Cristian, su gran valedor en el mundo del fútbol.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información