Deporte


¿Qué estrella de la NBA asegura tener una memoria fotográfica?

La llamada memoria eidética o fotográfica se relaciona con la capacidad para recordar sucesos vistos y/o oídos con gran precisión y exactitud. Se trata de una capacidad humana poco frecuente, pero que también se puede encontrar en grandes estrellas del baloncesto como Lebron James. El nuevo jugador de los Cleveland Cavaliers lleva muchos años sorprendiendo a sus compañeros y amigos por su capacidad para memorizar detalles nimios como las combinaciones de botones para ganar jugando a los videojuegos. "Cuando juegas al videojuego de fútbol americano Madden con él tienes que tener cuidado con los que equipos que eliges, porque él sabrá cuáles eran tus planes en el pasado cuando has jugado con él y él eligirá el equipo contrario sabiendo las jugaas que harás" asegura Weems, uno de sus ex entrenadores.

Lebron James


"Comencé a darme de cuán importante mi memoria podía ser cuando probablemente estaba en secundaria. Y entonces, eventualmente, me dí cuenta de que podía meterme en problemas" asegura el jugador. Y es que Lebron es capaz de memorizar una jugada concreta de un partido que disputó hace tres años, además de otras increíbles cosas. "Cuando él recuerda algo de baloncesto de hace unos años no nos impresiona demasiado, pero si lo hace de otras cosas que ni siquiera debería saber es cuándo te quedas: '¡¿Qué?!' Como mirar un partido de fútbol americano y escucharle decir algo así como 'Sí, ese jugador fue seleccionado en la cuarta ronda del draft 2008 de Central Florida'. Y yo le pregunto que cómo sabe eso, pero él me dice que no puede evitar saberlo" comenta Chris Bosh al ser preguntado por esta habilidad de su ex compañero.

Se trata de una evidente ventaja de la que saca partido en su carrera profesional, pues comenta que "soy capaz de calibrar jugadas de hace varios años para analizar la situación en la que estoy y saber quién está enchufado en nuestro equipo y en qué posición ponerlo. Tengo la suerte de tener una memoria fotográfica y de haber aprendido a trabajar con ella. Hay un montón de cosas que pasan por mi mente durante un partido y a veces la nublo demasiado. Pienso demasiado en el juego en lugar de simplemente jugar". Por eso James destaca que "el desafío es enfocarme en lo realmente importante, pues a veces puede ser complicado al manejar tantas situaciones diferentes en la cabeza".