Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Real Madrid clavó su bandera en San Mamés

  • Primera victoria de los blancos en el nuevo estadio del Athletic de Bilbao
Primera victoria de los blancos en el nuevo estadio del Athletic de Bilbao
 Defensa Central Defensa Central

Tradicionalmente el estadio del Athletic de Bilbao ha sido una 'plaza' bastante complicada para el madridismo. Vascos y madrileños pueden presumir de ser los únicos -junto al Barcelona- de haber disputado todas las ediciones de la Liga española, por lo que su enfrentamiento es todo un 'clásico' del fútbol español. Y lo cierto es que el balance merengue en este territorio es más bien negativo, algo que también se había trasladado en los últimos años al nuevo estadio de San Mamés.

Durante las tres últimas temporadas del Athletic en el viejo San Mamés el Real Madrid logró cogerle la 'medida' al histórico campo bilbaíno. Y es que sus últimas tres visitas ligueras a este campo se saldaron con idéntico resultado: 0-3. Sin embargo, esta magnífica racha de resultados se vio cortada de raíz cuando el conjunto vasco decidió hace dos temporadas hacer la mudanza para ocupar su nuevo y flamante estadio. Desde entonces y hasta esta noche ambos conjuntos había disputado dos partidos en el nuevo San Mamés y en ambos el resultado no había sido precisamente positivo para los blancos.

En el primero de ellos los blancos lograron sacar un empate a uno merced a un tanto de Jesé, aunque el partido dejó mal recuerdo por la expulsión de Cristiano Ronaldo tras protagonizar una tangana con Iturraspe y Gurpegui. Y la pasada campaña el conjunto de Ancelotti se vio sorprendido por 1-0 tras un golazo de cabeza de Aduriz, en el que fue un partido que supuso un serio revés para los interereses madridistas de alzarse con el título de Liga. Por eso tras estos dos varapalos el Real Madrid llegaba esta noche con ilusión y motivación de sobra para conseguir hacer historia y 'conquistar' por primera vez la nueva 'Catedral'. Algo que ha conseguido bajo las órdenes de Rafa Benítez, de forma que a partir de ahora acudir a este estadio ya no será sinónimo de miedo, sino de ambición.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información