Jaume Roures acusa al Barcelona de espionaje

Querella contra el club azulgrana y también contra su ex presidente, Rosell


Jaume Roures




El FC Barcelona no sale de una para meterse en otra, ahora con Jaume Roures como denunciante. A ver cuánto tardan en decir que el Real Madrid está detrás de esto también... El presidente de Mediapro ha anunciado que se querella contra el club azulgrana, su ex presidente Sandro Rosell y contra Robert Cama, actualmente responsable informático del Barcelona. El motivo es que presuntamente el Barcelona, en la época de Rosell como presidente, contrató a Cama para violar los sistemas de seguridad del ordenador personal de Roures y acceder a información confidencial.

"Presentamos ayer la querella y para evitar informaciones que no fuesen correctas preferimos explicarlas correctamente. Ahora comienza el proceso judicial, por lo que invitamos a los espiados a que valoren todo y se animen a ello. Cama pinchó el correo y enviaba todo lo que consideraba interesante, a nivel profesional o personal. Los discos duros ya están con el juez para que lo analice. Bonus Sport Marketing (empresa de Rosell) abonó mucho dinero por el trabajo realizado. Luego, una vez contratado, el Barça le pagaba 100.000 euros al año y Rosell le abonó unos 60.000. Con el paso del tiempo supimos que Cama pidió un contrato de seis años a razón de 185.000 euros por año", ha desvelado Roures, que a su vez ha explicado que no ha denunciado antes este espionaje (se produjo entre 2009 y 2011) por cuestiones empresariales: "Estamos obligados a defender a esta casa y a sus trabajadores. Por esta responsabilidad nos tragamos esta mierda durante tanto tiempo".

Respecto al espionaje, Roures ha explicado que Rosell se delató él solo contando cosas que no podía saber: "Comenzamos a tener indicios por el propio Rosell, que es bastante bocazas. Iba presumiendo de tener informaciones muy privadas, que sólo podían salir de aquí. Comenzamos a rascar y salió todo (...). La gente que ocupa cargos importantes se cree capaz de todo. Y con el fútbol encuentra pretextos para poder hacerlo todo. Ya lo hizo Núñez, que es un chorizo, y que tiene el nombre del Museo del club. Parece evidente que en el fútbol puede llegar a ser un presidente un tipo miserable con labia". Entre los asuntos que Rosell espiaba había información sobre abonados de Gol Televisión, concursos de acreedores de clubes u horarios de partidos, entre otras cosas. Roures ha desvelado, además, que el actual presidente del Barcelona, Bartomeu, estaba al tanto de todo lo sucedido. Aun así, Robert Cama fue contratado tras su despido de Mediapro y sigue siendo empleado actualmente de la entidad culé...




DEJA TU COMENTARIO