Van Gaal 'castiga' a De Gea y le manda con los reservas

  • El portero del Manchester United aguanta el tir贸n pese a la presi贸n del holand茅s
El portero del Manchester United aguanta el tir贸n pese a la presi贸n del holand茅s
Defensa Central Defensa Central

David De Gea ha vivido este fin de semana un nuevo cap铆tulo triste en el Manchester United. El portero no fue convocado para visitar al Aston Villa y, en lugar de eso, fue mandado por el entrenador Louis Van Gaal a entrenar con los reservas, en lo que supone una nueva 'humillaci贸n' como castigo por quererse marchar al Real Madrid.

La situaci贸n de David De Gea en el United empieza a ser cada vez m谩s insostenible. El cancerbero est谩 ansioso por fichar por el Real Madrid y cada vez m谩s enfadado con el entrenador de los diablos rojos, Louis Van Gaal, tal y como te hemos venido contando en DC. El portero ha vivido el 煤ltimo episodio de su particular enfrentamiento con el holand茅s este fin de semana, especialmente tras su petici贸n (no exigencia) de no jugar hasta que se resuelva su futuro inmediato.

Van Gaal aire贸 interesadamente dicha petici贸n, echando a prensa y aficionados ingleses encima del portero, y despu茅s mand贸 al cancerbero a entrenar con el equipo reserva mientras el United disputaba su partido ante el Aston Villa correspondiente a la segunda jornada de Premier League. Una humillaci贸n p煤blica y tambi茅n ante los ojos del club, que sigue intentando sacar al m谩ximo precio por el portero pretendido por el Real Madrid.

Tal es el deseo de De Gea por marcharse de Old Trafford para recalar en el Bernab茅u que el portero est谩 dispuesto incluso a perder dinero a fin de poder jugar de blanco esta misma temporada. El cancerbero perder谩 entre 14 y 22 millones de euros por no aceptar el nuevo contrato que le ofrece el Manchester United, una cantidad que se ver谩 claramente reducida si finalmente el madrile帽o tiene que esperar a que acabe su contrato. Si llega libre, el Real Madrid le abonar谩 un sueldo superior como prima de traspaso y la p茅rdida econ贸mica del cancerbero ser谩 m铆nima.