Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Esto es lo que 'piensa' el R.Madrid de la posesión

  • Las estadísticas muestran que el hecho de generar más pases o más posesión no traen los buenos resultados.
Marcelo celebra su gol al Celta Marcelo celebra su gol al Celta
Marcelo celebrando su gol ante el Celta
DefensaCentral DC6 DefensaCentral DC6

El Real Madrid es feliz sin la posesión del balón. El hecho de tener que tener constantemente el balón no garantiza que se vayan a conseguir buenos resultados. Frente al Celta en Copa, el equipo de Zidane dio más pases, tuvo más control, pero sin embargo perdió, contra el Sevilla en la ida de Copa fue a la inversa y se ganó.

Para los amantes del toque, aquellos "Guardiolistas", ver jugar al Real Madrid frente al Celta el pasado miércoles debió ser una satisfacción. El hecho de ganar la posesión pero no el partido es uno de los elementos más importantes de dicha filosofía. Pero en el Real Madrid eso no es una razón de peso.

Se ha demostrado recientemente que el equipo funciona mejor cuando no es dueño de la posesión de un modo exagerado. Los precedentes son claros y es que contra el Celta el último partido, el Real Madrid acabó con un 65% de posesión, generó 580 pases y 8 remates a puerta. El resultado fue una derrota por la que muchos han tardado poco ya en dilapidar al equipo de Zidane. Por otro lado, si se coge el partido de ida ante el Sevilla, la situación es totalmente opuesta: el Real Madrid tuvo el 47% de posesión, dio 470 pases y remató a puerta las misma veces. La diferencia es simple, tres goles y una victoria.

La clave entre ambos, además de las que ya se han expuesto, pueden estar en la intensidad y presión del equipo. Frente al Sevilla se presionó en la salida de balón muy cerca del área, mientras que ante el Celta se robaban balones pero a mucha mayor distancia de la portería. Paralelismos pero con un mensaje claro, la posesión no da victorias.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información