Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El R.Madrid bailó al son de Benzema y James

  • Gran triunfo madridista en su visita a Eibar por 1-4 con dos tantos del delantero francés.
Celebración del Real Madrid Celebración del Real Madrid
Celebración del Real Madrid
David Jorquera David Jorquera

Después del sabor agridulce que dejó en el madridismo el empate ante Las Palmas la visita a Eibar se había señalado en color rojo por el Real Madrid. Rojo de peligroso y de obligatoriedad máxima para conseguir la victoria. No había espacio para más pinchazos y menos de forma tan seguida como los producidos en los últimos tiempos.

Rotaciones de primer nivel

A pesar de esa imperiosa necesidad por ganar, Zidane siguió su habitual plan con las rotaciones. Entraron en la alineación titular jugadores como Nacho, Asensio o James, mimbres más que sólidos que siempre que han sido solicitados por su entrenador han rendido a las mil maravillas. En Eibar no fue una excepción, todo lo contario. Brillo total.

Ganas y entrega

Desde el primer momento se vio que este Real Madrid volvía a tener sangre en los ojos. Dando protagonismo a los centrocampistas, los blancos se sintieron cómodos cuando tenían el balón y, lo mejor de todo, depredadores cuando lo tenían. Ver a Asensio, Lucas o James vaciarse en la recuperación del balón era una delicia tan necesaria como no siempre vista entre los que habitualmente son considerados titulares.

Benzema, adiós a su mala racha

Y luego además nos encontramos con la versión del ‘otro’ Benzema. El que marca goles y asiste, el que se ve importante y así lo siente sin jugar tan a la sombra de otros compañeros. El francés iba a ser examinado con lupa tras sus últimas actuaciones y esta vez no defraudó. Sólo necesitó 13 minutos de partido para abrir la lata del Eibar. Un buen centro de Asensio al segundo palo lo remataría Karim con la pierna izquierda de forma más efectiva que ortodoxa, sin embargo, Yoel tuvo que intervenir con una buena parada para evitar el peligro. Eso sí, el despeje del portero local no pudo tener peor receptor para los locales pues Benzema estuvo rápido para engatillar el rechace y colocarlo en la red.

Doblete para Benzema

El Real Madrid jugaba sobrado y, además, la calidad de sus jugadores empezaría a marcar las diferencias de forma importante. La sociedad formada por James y Benzema iba a ser la que tomaría la voz cantante mediado el primer tiempo. Y es que el colombiano volvió a dar otra clase de una de sus mejores facetas, el toque de balón. En esta ocasión un saque lateral desde el costado derecho del ataque madridista tocado por el ex del Mónaco iba a encontrar milimétricamente la posición de Benzema bien desmarcado. El francés, con un toque sutil, evitó el intento de despeje del portero Yoel y mandó a la red su segunda ocasión. El 0-2 mostraba la superioridad de un Madrid solidario que, además, tenía puntería. Dos de las claves.

Golazo de James Rodríguez

Eso sí, la primera parte todavía nos dejaría un gol más del cuadro de Zidane. Si en el 0-2 James había sido el asistente y Benzema el ejecutor, rozando la media hora de partido los roles se intercambiarían entre colombiano y francés. Una colada de Karim por la banda derecha terminaba con un centro al primer palo que James transformaría en gol con un toque tan certero como sutil mientras se lanzaba al suelo. Un golazo imparable para un Eibar que sólo podía mirar ante la clara superioridad merengue. 

Segunda parte para no arriesgar

Después de dejar prácticamente sentenciado el partido en la primera parte, el Real Madrid tenía por delante 45 minutos para evitar cualquier riesgo a nivel de resultado y, a poder ser, tratar de economizar esfuerzos pensando en la Champions.

El Madrid no bajó el pistón

Eso sí, con varios jugadores en el campo que a priori no serán titulares en Nápoles, los de Zidane no bajaron el pistón de una forma exagerada. Con lo que se había hecho hasta ese momento era suficiente pero con jugadores tan inspirados como Asensio, James o Benzema, el Real Madrid no frenó sus deseos de marcar más goles si la ocasión se presentaba.

Asensio, premio a su partidazo

En este sentido, el cuadro merengue fue fiel a su estilo innato de no renunciar a marcar goles. Una pelota al hueco de Benzema en el centro del campo puso en vuelo a Marco Asensio para llegar corriendo como un gamo hasta el área del Eibar. El ex del Mallorca le dio el balón a James que, a pesar de no lograr el mejor de los golpeos, se topó con el poste cuando ya cantaba el 0-4. Eso sí, el rechace del disparo no iba a terminar en el limbo sino en las piernas de Asensio que, con su habitual calidad, lo embocó en la portería como si del mejor triplista de la NBA se tratara. 

El Real Madrid no logró dejar su puerta a cero

El partido estaba visto para sentencia aunque el Real Madrid tenía el aliciente de intentar dejar a cero su portería por primera vez lejos del Bernabéu en la Liga en este nuevo año. Sin embargo, en esta ocasión tampoco pudo ser. El árbitro González González permitió que Pedro León se escapara de Nacho en la banda derecha gracias a un manotazo que se tragó. El posterior centro del murciano lo remató a la remanguillé Peña gracias a la malísima defensa de la jugada de Danilo. El Madrid sufría el llamado ‘gol en contra nuestro de cada día’, seguramente el gran Talón de Aquiles del equipo en esta temporada. A pesar de ese mínimo lunar, el Real Madrid se marchó de Eibar con las dos orejas y el rabo, la mejor señal de que sin las grandes estrellas este equipo también brilla, gana y golea jugando un gran fútbol. 

Ficha técnica

Eibar 1: Yoel; Capa, Mauro, Ramis, Luna (Arbilla 55’); Dani García, Escalante; Pedro León (Inui 85’), Adrián (Rivera 63’), Rubén Peña; Sergi Enrich

Real Madrid 4: Keylor; Danilo, Ramos, Pepe, Nacho; Casemiro, Modric (Kovacic 70’), James (Isco 75’); Lucas, Benzema (Mariano 64’) y Asensio

Goles: 0-1 Benzema (13’), 0-2 Benzema (24’), 0-3 James (29’), 0-4 Asensio (60’), 1-4 Rubén Peña (74’)

Árbitro: González González. Amonestó a Escalante, Nacho, Casemiro

Estadio: Ipurua.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información