Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La enfermiza obsesión de Relaño con Bale y Florentino Pérez

  • El director de AS ha vuelto a demostrar la inquina que siente hacia el presidente y hacia el futbolista galés.
Montaje de Gareth Bale Montaje de Gareth Bale
Gareth Bale FOTO: DC
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez

Al director del diario AS, Alfredo Relaño, hay que sacarle con calzador las buenas palabras hacia el Real Madrid y hacia la gestión de Florentino Pérez. El fichaje de Bale por el club blanco sigue siendo blanco de las iras de este señor, que de cara a la final de Cardiff insiste en dejarle fuera del partido y en que, si juega, será sólo porque así lo quiere el presidente...

Que algunos acepten las injerencias de los mandamases, no quiere decir que todos lo hagan. En el Real Madrid, Florentino ha dejado trabajar a Zidane y el francés jamás ha sentido la presión del presidente. Por más que Relaño insista en este tema: "Isco ha encadenado una racha soberbia de partidos. Ha sido protagonista en el apretón final del Madrid y nadie entendería que el puesto de titular fuera para Bale, por muchas complacencias que sobre él tenga depositadas Florentino", asegura el director de AS.

No hay que olvidar que Zidane ha sido el mismo que ha dejado en el banquillo a James para meter a Casemiro, una decisión que echa por tierra la teoría de Relaño y compañía. El entrenador francés quiere guardarse la carta de su decisión entre Isco y Bale hasta el final. Sin embargo, alguien tan 'entendido' como Relaño no es capaz de comprenderlo: "Lo que choca es que con lo sencillo que parece, a Zidane le cueste tanto decir lo que hay. Casi ha tenido que anunciarlo Bale", afirma.

Que Bale no esté al 100%, un alivio

Por otro lado, el periodista se atreve a asegurar que para Zidane es "un alivio" que Bale no esté a tope. Cuando la realidad es que al francés le encantaría poder elegir entre 23 jugadores al 200%: "Bale, según en qué momento del día y según ante quién, dijo sentirse muy bien o no tan bien.
 En algún momento se le escapó que no está al cien por cien, y es natural. Nadie está al cien por cien después de varios partidos sin jugar. Incluso aventuró que si saliera de inicio no aguantaría los noventa minutos. Y dijo que no le está pidiendo a Zidane salir. Un alivio para el entrenador", apunta.

El alivio es para AS y sus plumillas, que están deseando que Bale no esté en Cardiff. No vaya a ser que marque un gol o sea importante en favor del Madrid en el desarrollo de la final. Si eso sucediera, tendrían que dejar de lado por un tiempo sus intentos por manipular a Zidane en pro de sus deseos, que están claros desde que el galés puso un pie en el Bernabéu: conseguir su salida lo antes posible.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información