Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Zidane tiene a sus cuatro intocables

  • Dani Carvajal, Sergio Ramos, Varane y Marcelo son los cuatro intocables de Zidane en la plantilla madridista.
Montaje de Zidane con escudo y plantilla Montaje de Zidane con escudo y plantilla
Zidane y plantilla FOTO: DC
Manuel Calero Manuel Calero

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, volverá a hacer uso esta temporada de las rotaciones. De hecho, los ‘11’ titulares que sacó en la Supercopa de España y en la de Europa no se asemejaron y hubo novedades entre ellos. 

El francés, sin embargo, a la defensa no la ha tocado ni un ápice. Theo Hernández, Nacho Fernández e incluso el lesionado Jesús Vallejo han visto como sus opciones del ‘11’ quedan reducidas si están los cuatro defensores sanos.

Dani Carvajal, Sergio Ramos, Varane y Marcelo son los cuatro zagueros de garantías que cuentan en la plantilla madridista con Zizou al frente. Junto a Keylor, son los únicos que han disputado 270 minutos en los tres partidos oficiales que lleva el equipo.

Esta noche podría sufrir alguna modificación esa línea y ser ocupada por Nacho u Theo para descansar. Zidane sabe que las rotaciones deben de ser su pan del día a día en esta plantilla, aunque es consciente de que los cuatro zagueros son casi intocables en la titularidad. ¿Apostará por ellos en Coruña?

La Liga es el objetivo

El Real Madrid empezará este domingo la lucha por el campeonato nacional liguero. El vigente campeón visitará Riazor con el objetivo de sumar los primeros tres puntos y con el anhelo de salir campeón de Liga por segunda vez consecutiva.

Este Real Madrid quiere repetir la hazaña que logró el Real Madrid de Bernd Schuster y quiere salir campeón del título doméstico, el de la regularidad un año más. La Copa de Europa con la decimotercera y la Liga con la trigésima cuarta son los dos grandes objetivos blancos.

No quieren oír la palabra Sextete, pero lucharán por él hasta que no queden opciones. El Mundial de Clubes en diciembre podría darles el triplete de títulos en Navidad y posteriormente se jugará el otro triplete, el importante, que también es objetivo. Para ello lo primordial es ganar la 34ª Liga y repetir la tarea de la pasada temporada.

Dos Ligas consecutivas es algo muy difícil de conseguir y más por los precedentes en que se vienen (solo Mou en 2012 y Zidane en 2017 han podido ganarla). El técnico francés es consciente de ello, pero también sabe que tiene plantilla más que de sobra para tratar de abarcar todos los títulos posibles a final de temporada. El conjunto merengue está preparado para la batalla y quiere la Liga… el torneo de la regularidad.

Bagaje en los debuts:

El Real Madrid espera este domingo empezar con buen pie la Liga ante el Deportivo de La Coruña y conseguir los primeros tres puntos de la temporada. Tras ganar la Supercopa de España y la Supercopa de Europa, los blancos solo piensan en ganar en Riazor.

Los merengues inician la defensa hacia el título liguero con un objetivo muy claro: empezar con bien pie, prolongar la buena racha de Coruña y seguir con los buenos resultados en los debuts ligueros. Ante el Deportivo ya hubo 5 debuts de Liga de los madridistas y el balance es sinónimo de igualdad (1V, 2E, 1D), sin embargo, el Real Madrid lleva ocho temporadas sin perder en su debut.

Deportivo, Zaragoza, Betis, Córdoba y Real Sociedad fueron los últimos estrenos madridistas con triunfo. Valencia, Mallorca y Sporting completan el ranking con dos empates en el Bernabéu, Mallorca y Gijón en sendos estrenos.

¿Cómo le ha ido al Real Madrid en Coruña?

El Estadio de Riazor ha sido el elegido por el azar para el debut del vigente campeón de Liga. El Real Madrid empieza su conquista hacia la 34ª en un escenario que alberga muchos momentos históricos y emotivos entre ambos equipos. 

El Real Madrid nunca tuvo comodidad en sus visitas a Coruña históricamente, a pesar de que ir allí ahora supone golear. Un rival incómodo, duro y tosco que planteaba batalla y que se tiró 19 años amargando a los blancos en su feudo.

Los tiempos han cambiado. Ahora el Real Madrid asalta cómodamente el Estadio de Riazor, tal y como dicen sus últimas goleadas. El tacón de Guti, tocado por la varita de los genios, supuso el primer cimiento para terminar con la dictadura de los coruñeses en su estadio ante los merengues.

El terreno hostil se convirtió en afable y el Real Madrid en la 2013-2014 ganó 2-8 en una de las mayores goleadas de las últimas temporadas. Zidane ya ha visto esa cara amable del estadio de los gallegos e incluso se jugó una Liga en Riazor (0-2) y goleó (2-6) en sus dos únicas visitas por A Coruña desde que es técnico del Real Madrid. Este domingo buscará repetir el éxito que consiguió en pasadas temporadas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información